Saltar al contenido

Aerolíneas de bajo coste

9 abril, 2018

Cómo encontrar los vuelos más baratos

Estamos en la era de las aerolíneas de bajo coste. Hoy en día, para viajar por Europa lo más habitual es mirar un vuelo con Ryanair, easyJet o alguna compañía similar. Si escoges la tarifa más barata, podrás viajar por la mitad de lo que cuesta un billete de tren.

Ya no esperamos las comodidades de un vuelo de antes, con asientos numerados, comidas incluidas o espacio para estirar las piernas. Parece que tener las piernas encogidas por un par de horas merece la pena si ahorramos. Pero, ¿cuáles son los servicios que merece la pena pagar? ¿Son unas compañías mejores que otras? y ¿cómo conseguimos esos billetes tan codiciados por 1€?

Historia

La compañía Americana Southwest está considerada como la primera aerolínea de bajo coste. Fue lanzada en 1971 con el entonces revolucionario concepto de rebajar el coste de los billetes de avión eliminando algunos extras y, por lo tanto, ahorrando dinero a los pasajeros. Ryanair siguió sus pasos en el Reino Unido en 1990 y aún sigue siendo la mayor compañía de bajo coste del mercado.

Las aerolíneas

Hoy en día, las dos mayores compañías de bajo coste del mercado son Ryanair y easyJet. Son las más famosas y reconocidas. Ambas vuelan por toda Europa y han inaugurado vuelos a destinos como Estambul o Fez. Ryanair es frecuentemente identificada como la más barata de todas las aerolíneas debido a sus bajos precios, aunque sus aeropuertos suelen estar a una distancia considerable de la ciudad en cuestión.

Otras compañías de bajo coste son Jet2, especializada en vuelos a “ciudades, sol y esquí”, incluyendo vuelos baratos a Estados Unidos; bmibaby, la filial de bajo coste de bmi, que vuela entre ciudades europeas; o flybe. Otras “low-cost” que no debes perderte son Wizz Air y las alemanas Airberlin y Germanwings.

A pesar de la variedad de sus destinos, todas ellas tienen en común que tendrás que pagar por todo lo que no sea un simple asiento. Facturar la maleta, comer, escoger tu asiento o incluso imprimirte la tarjeta de embarque son considerados extras por lo que tendrás que pagar a veces un precio de oro. No cometas el error de pensar que los precios de estos servicios son parecidos, los costes varían enormemente de una compañía a otra y es importante que tengas esto en cuenta para calcular el precio final.

¿Pagar más o sufrir?

¿Cuál de los servicios extra realmente merece la pena pagar y cuál deberías evitar?

Comida: El coste de las comidas varía enormemente dependiendo de la compañía. Si vuelas con Ryanair y te apetece una pequeña bebida durante el viaje, asegúrate de llevar bastante suelto encima. En general, una de las maneras más sencillas de ahorrar dinero al volar con una aerolínea de bajo coste es llevarte tus propios bocadillos y bebidas.

Equipaje: La mayoría de las compañías de bajo coste cobran por facturar maletas. Los costes varían, pero la media es de 10€ por maleta y viaje (es decir, 20 € si deseas facturar ida y vuelta). Para evitar este gasto, lleva una maleta pequeña como equipaje de mano. Algunas compañías como easyJet han quitado las restricciones en el peso del equipaje de mano, así que mientras puedas con ella y no exceda las restricciones de medidas podrás llevarla contigo.

Speedy boarding: El embarque prioritario es uno de los extras menos populares. Con un precio que ronda los 5€, te permite embarcar en el avión el primero y, por lo tanto, escoger asiento. Sin embargo, si viajas con niños menores de cinco años, podrás embarcar inmediatamente después, así que no será necesario comprarlo por separado. Si hay un autobús para llegar al avión, el que haya comprado el “speedy boarding” se encontrará en el mismo autobús que el resto de los pasajeros, por lo que no habrá obtenido ningún beneficio y habrá tirado el dinero. A menos que estés desesperado por ser el primero en embarcar, no merece la pena pagar extra por este servicio, pero asegúrate de que facturas online.

Facturación en el aeropuerto: Cada vez más compañías cobran por imprimir la tarjeta de embarque en el aeropuerto aunque no factures ninguna maleta. Para evitar pagar, factura online antes de ir al aeropuerto, aunque puede que no sea posible si tienes que facturar maleta.

Cómo encontrar las mejores ofertas

Cada día vemos ofertas anunciadas: Londres por solo 1€. Sin embargo, cuando introduces tus fechas en la página web, el precio ya ha aumentado. ¿Cómo encontrar esos vuelos tan baratos? Estos son los consejos que debes seguir:

  • Los asientos más baratos se venden rápido. Consulta la página web el mismo día en que la oferta sale anunciada para tener más probabilidades de conseguir el precio más bajo.
  • No olvides que se añadirán tasas y recargos. Busca las ofertas que anuncian vuelos a 1€ “incluidas tasas y recargos”.
  • Si quieres viajar en temporada alta o en fin de semana, olvídalo. Estas ofertas son siempre en periodos de temporada baja. Busca vuelos con salida y regreso entre semana.
  • Si ves una buena oferta, resérvala. Los precios raramente bajan a medida que se acerca la fecha.
  • Busca y compara para encontrar el mejor precio. Nunca la misma compañía tendrá siempre el precio más barato.
  • Sé flexible con tu destino. Las ciudades más populares no van a tener los precios más bajos. Considera Europa del este si realmente quieres conseguir una buena oferta.

Diciembre 2011