Saltar al contenido

¿Como creo Enki a los humanos?

Hace 3.900 millones de años, nuestra estrella-sol atrajo a un mundo invasor a nuestro sistema planetario merced a su atracción gravitatoria. Un mundo rojizo con un tamaño colosal que solo tenemos la posibilidad de equiparar con el poderoso Júpiter. Los sumerios lo llamaron Nibiru, «el mundo que cruza».

Una estrella que se había formado en otro sistema del sol había entrado en nuestro sistema del sol por convidación de nuestro sol. Al desviarse de su órbita, Nibiru provocó una catástrofe galáctica sin precedentes puesto que estaba en curso de colisión con otro coloso, un mundo llamado Tiamat, una estrella aguada compuesta por enormes océanos. Este último tenía 11 satélites, el mayor de los que se llamaba Kingu (La Luna).

Enki, mitología sumeria

En la mitología mesopotámica, singularmente sumeria, Enki, asimismo popular como Enkil o Ea, era el dios que creó a los humanos y también logró que otras deidades trabajaran con ellos para trabajar juntos. De ahí que se le conocía como el señor de la tierra. Pese a este nombre, se pensaba que su reino y patria de Apsu yacía en lo profundo de la tierra, donde estos sitios fueron lavados por aguas principales subterráneas. Alén de su papel como constructor de humanos, fue adulado como el dios de las artes, la construcción, el diseño, la magia y la sabiduría. Gracias a esto, aceptó un papel central en el panteón sumerio al lado de Anu y Enlil.

Según las Tablas de Atrahasis, Enki persuadió a los dioses de que sacrificaran a entre los suyos para hacer a la raza humana. Si bien las distintas ediciones del mito del dios sacrificado difieren, normalmente se estima que se encontraba relacionado con Geshtu-Y también. Al combinar su sangre y carne con arcilla, creó una masa que entonces fue purificada por todos y cada uno de los dioses en determinados días del mes. Tras todo este desarrollo, Ninhursag mezcló la arcilla y solicitó a los dioses que la escupieran. Entonces, Enki los acompañó en un ritual mágico que acabó con Enki tras un tiempo tomando 14 extractos de cerámica de los que creó siete hombres y siete mujeres.

Entrevista a Sergio Beatos, Directivo de UDC Saludable, con ocasión de la celebración del Día de las Universidades Saludables el 8 de octubre.

Sergio Santurrones del Riego (La Bañeza, 1962) es directivo de la UDC Saludable, coordinador de la Unidad de Investigación para la Integración y Promoción de la Salud (INTEGRA SAÚDE) y instructor del curso de Terapia Ocupacional y del Máster Universitario en Atención y también Investigación en Salud en la Facultad A Coruña. La UDC coopera con ENKI 2019 y charlamos con Sergio Beatos con ocasión del Día de las Universidades Saludables, que se festeja el 8 de octubre.

Como directivo de UDC Saludable, ¿puede decirnos cuáles son los objetivos de la facultad? con este programa?

Descubre más contenido interesante: