Saltar al contenido

Cómo demandar a Ryanair

25 marzo, 2018

Tweet

En los últimos años, la popularidad de Ryanair ha ido in crescendo debido a sus precios populares y a sus ofertas frecuentes, que hacen que muchas personas puedan permitirse viajes que hasta el momento de su aparición les resultaban vedados. En muchos casos, algunos de los trayectos más demandados resultan incluso más económicos que viajar en tren o en autobús. Sin embargo, los últimos meses han visto cómo la popularidad de la aerolínea se veía mermada debido a sucesivos incidentes, por suerte sin gravedad alguna.

Ante esta situación, son muchas las personas que han optado por reclamar, bien para que se les devuelva el precio del billete, bien para que se les compense por molestias sufridas. No es algo nuevo, a pesar de todo. Estas reclamaciones se suman a las ya habituales, ocasionadas por una política de Ryanair podríamos decir que peculiar, tanto como la excéntrica personalidad de su fundador, Tony Ryan.

Una de las quejas más habituales de los pasajeros es el precio prohibitivo que puede llegar a cobrar la compañía en caso de no llevar la tarjeta de embarque imprimida, hasta cuarenta euros. Abonos extra por incremento de equipaje sin avisar, denegación de embarque a menores por no llevar DNI… son sólo algunas de las actuaciones dudosas de Ryanair, que hacen que volar con ellos, aunque suponga un ahorro para nuestro bolsillo, pueda acarrearnos disgustos por otro lado.

¿Cómo podemos reclamar a Ryanair si nos hemos visto envueltos en alguna de estas situaciones? Para empezar, es imprescindible que leamos bien los términos y condiciones que aparecen en su página web antes de comprar un billete. Puede resultar obvio, pero en este caso no lo es tanto: las normas no se encuentran demasiado a la vista y podemos pasar por alto, involuntariamente, la “letra pequeña” que a posteriori nos suponga un serio perjuicio. Si nos hemos visto obligados a reclamar, tanto en el mostrador del aeropuerto como en su página web nos proporcionarán la dirección de correo electrónico para ello. Actualmente es el medio al que nos remitirán para la reclamación directa (aunque también pueden darnos un número de fax si lo pedimos), y hemos de tener en cuenta que debemos hacerlo en inglés, puesto que, a pesar de operar en nuestro país y en otros muchos del territorio europeo, sus oficinas continúan en Irlanda, sin que se hayan deslocalizado de ninguna manera.

Si lo que queremos es que nos devuelvan el importe de un billete o que nos abonen gastos derivados de una mala gestión por su parte (por ejemplo, durante las erupciones volcánicas que impidieron numerosos vuelos en 2010, fueron muchas las personas que solicitaron que se les abonaran gastos adicionales de hotel, comidas, etc.), es importante que tengamos guardadas las facturas y tickets y que los enviemos incluso sin esperar a que nos los pidan.

El tiempo de respuesta

La experiencia de numerosos pasajeros coincide en que Ryanair suele tardar bastante en contestar a las reclamaciones, y muchas veces no lo hace de manera tan satisfactoria como sería deseable. Si nuestra queja no se ha visto resuelta en primera instancia, no debemos enfrascarnos en peleas o similares; lo más recomendable en este caso es acudir a alguno de los organismos de defensa del consumidor, que se encargan de centralizar las quejas y dirigirlas de la manera más eficiente posible, además de hacernos un seguimiento personalizado y, si fuera necesario, proporcionarnos los medios para llevar a cabo una demanda. Una de las opciones para ello es FACUA: podemos contactar con ella en el teléfono 954909090. Por otro lado tenemos OCU.org, que además de su página web también nos proporcionará asistencia en el teléfono 913000045.

Quizá te pueda interesar también:

¿Qué hacer si no se recibe la confirmación de reserva por parte de Ryanair por correo electrónico?

¿Es posible llevar la maleta pequeña y un bolso de mujer en Ryanair sin que te cobren?

Etiquetas:demandar a ryanair, low cost, Ryanair, Vuelos Baratos