Saltar al contenido

¿Cómo se dice hijo en México?

Hay bastantes expresiones que son recurrentes y se utilizan todos los días en España (y otros países) que no se utilizan en México y que en determinados casos tienen la posibilidad de aun tener connotaciones sexuales.

Por ende, impide utilizar expresiones como “cogar” (emplear para agarrar), “chaqueta” (poner una chaqueta o suéter) o “pitillo” (en España se emplea para referirse a algún género de pantalón o cigarrillos para referirse a, pero en México tiene relación a los). genitales masculinos).

Causas concretas de desheredación de hijos y descendientes

Hay causas lícitas de desheredación de hijos o descendientes aparte de las previstas en los apartados 2, 3, 4 y 5 del apartado previo. siguientes:

  1. Denegar alimentos sin fundamento legítimo al padre o ascendente desheredador.
  2. Encantado o deteriorado verbalmente al padre o ascendente que lo desheredó.

Wey, entre las expresiones mucho más utilizadas en México

Entre todas y cada una de las expresiones mexicanas, wey (asimismo güey, nosotros…​) se encuentra dentro de las más habituales en todos y cada uno de los contextos sociales. No pienso que haya un mexicano que no lo haya dicho por lo menos una vez en su historia, probablemente cientos, miles. Según la Academia Mexicana de la Lengua, esta expresión mexicana es una deformación del buey. Otros comentan que procede de la oración de origen náhuatl «uey o huey», que es excelente. Otros sostienen que este término del argot se remonta al pasado siglo y podría referirse a un hombre engañado por una mujer, esto es, un cornudo.

Se encuentra dentro de las oraciones mucho más propias de México. El concepto de «no manches» es afín a «no mames» pero un tanto mucho más sutil. En castellano (España) sería el semejante a la oración «no jodas».

Descubre más contenido interesante: