Saltar al contenido

Consejos para viajar con la nueva normalidad

Tras el parón sin precedentes registrado en el sector turístico durante los meses con mayor presencia de la pandemia del Covid 19 a nivel mundial, hemos llegado a la llamada nueva normalidad, que ha traído aparejado un cambio en los hábitos de los viajeros en todo el mundo.

Una de las principales características que hemos observado, aparejada principalmente al cierre de fronteras internacionales y las restricciones para los viajeros entre distintos países, es la reactivación del turismo nacional. Este verano hemos comprobado como muchos lugares de nuestra geografía nacional, que normalmente no suelen presentar mucha afluencia autóctona durante los meses estivales, han estado a rebosar de visitantes españoles, aprovechando pequeñas escapadas de un par de días en las que han visitado esos tesoros que, aún teniendo relativamente cerca, no habían podido / querido visitar hasta el momento.

Consejos para viajar con la nueva normalidad
Consejos para viajar con la nueva normalidad

El principal temor para una persona que está planificando sus vacaciones es la inestabilidad a nivel de movimientos de personas, ya que en cualquier momento puede desatarse un nuevo confinamiento total o parcial o podrían restringirse el movimiento de personas entre distintas regiones. Por este motivo muchos viajeros, que hasta ahora no habían recurrido a ellos, están interesándose por un seguro para viajes, con el que evitar perder el dinero de su reserva en caso de que finalmente no puedan realizar el viaje por causa de fuerza mayor.

En el caso de los alojamientos, principalmente los hoteles y alquileres turísticos, están ofreciendo, en la mayoría de los casos, la opción de cancelación gratuita con el reembolso total de la reserva en caso que de que finalmente no  pueda realizar el viaje. Esta opción, que hasta la fecha era ofrecida por un pequeño número de alojamientos, se ha popularizado en este momento, dado que la gran mayoría de clientes buscan en sus reservas una garantía para no poder su dinero en caso de no poder disfrutar de la estancia.

En el caso de los desplazamientos, la situación es más complicada, ya que prácticamente ninguna empresa ofrece la posibilidad de cancelación, sobretodo en las tarifas de turista y en otras de las más económicas.

La tendencia actual de los viajeros a la hora de reservar sus desplazamientos es intentar esperar al máximo, para reservar sus viajes lo más tarde posible. De esta forma, se puede comprobar la evolución de la pandemia y las restricciones de movimientos en cada momento y, cuando ya falta poco tiempo para el viaje, proceden a realizar la reserva con una mayor seguridad de poder realizar el viaje.

Otra opción que también estamos observando a la hora de las reservas de los vuelos, es la de reservar tan solo vuelos a precios chollo, por muy poco dinero, en los que los turistas están dispuestos a correr el riesgo de una posible cancelación por su parte, perdiendo el dinero en caso de que finalmente no puedan viajar.

Ponemos un ejemplo… Reserva de vuelos a Roma en Navidad, por 30 euros ida y vuelta, más hotel por 200 euros, con posibilidad de cancelación gratuita hasta 2 días antes de la fecha de entrada. De esta forma, si cuando llegue el momento la situación es propicia, es posible realizar el viaje por un precio excelente. En cambio, si en ese momento no se puede realizar el viaje, se procede a la cancelación gratuita del hotel y se asume la pérdida del billete de avión de 30 euros, cuyo coste tampoco hace daño al bolsillo del viajero.