Saltar al contenido

¿Cuáles son los tipos de leasing?

El leasing puede ser de tres tipos, operativo, lease-back y financiero.

Hay un Leasing a medida para tu compañía

El leasing es una modalidad financiera que deja a las compañías tener los activos productivos precisos para impulsar su avance. Tiene como característica fundamental la distribución de un bien, propiedad de la Arrendadora, para empleo y goce del Arrendatario por un período preciso, en lugar de una renta periódica.

¿Qué es el término de leasing?

El leasing es, esencialmente, un alquiler con opción a compra. El arrendador de los recursos muebles o inmuebles cede su empleo al arrendatario en lugar de unas cuotas por mes ciertas en el contrato. Una vez pasado el intérvalo de tiempo acordado para el alquiler del bien, el arrendatario puede:

  • Devolverlo, como en otra operación de arrendamiento.
  • Prorrogar el alquiler. Desde entonces, las cuotas van a ser mucho más bajas.
  • Adquirirlo por el valor residual, o sea, el valor de venta y los intereses, menos el dinero que abonado a través de las cuotas del alquiler.

El leasing operativo no posee diferencia de lo que se conoce como leasing por norma general. Es un contrato de crédito financiero concedido para la adquisición de un activo, en donde va a deber pagarle a la entidad bancaria una cuota por mes que incluye amortizaciones, intereses y también impuestos, en el transcurso de un periodo que no menor a 36 meses.

Leasing inmobiliario

El leasing inmobiliario es aquel que se aplica para inmuebles de áreas de trabajo o locales comerciales. Esta manera es bastante menos frecuente pues está condicionada a un mínimo de diez años. Solo en el momento en que pase este periodo de tiempo, el arrendatario va a poder obtener el inmueble o devolverlo. En todo caso, la oportunidad de poder no asumir la adquisición es interesante para múltiples negocios o expertos.

La enorme mayoría de las ocasiones hay una compra, pero esta es una manera de reducir peligros frente ocasiones de indecisión. Hay negocios que no van adelante y, en consecuencia, no es conveniente estirar los contratos.

Y atención, que dejamos de último un género de leasing con enormes provecho, si tu propósito es conseguir capital de trabajo.

Leaseback: con este género de leasing, vendes un activo a una entidad y por su parte lo tomas en condición de arrendamiento. Esto te deja conseguir liquidez y al finalizar el período del contrato, puedes recobrar tu bien ejercitando la opción de compra.

¿Qué te pareció esta información? Si ignorabas ciertos datos del leasing, en este momento con mejor base puedes recurrir a este modo de financiamiento por medio de Dhemicorp. Nos encontramos para servirte. Este y otros servicios aquí.