Saltar al contenido

¿Dónde está el agua más fría en Galicia?

Que disfrutes WordPress. Este es tu primer articulo. Edítalo o bórralo, ¡entonces empieza a redactar!

El fenómeno de la surgencia: un paraíso de biodiversidad

Distintas corrientes marinas a distintas temperaturas discurren por el litoral gallego y dan sitio a la surgencia, fenómeno causado por la región de alta presión de las Turbes , cuyo centro de actuación está en la región portuguesa del mismo nombre está el mar islas. Este sistema de altas presiones perjudica al litoral gallego, trayendo vientos del norte que desplazan las aguas superficiales del mar y benefician el ascenso de las aguas mucho más profundas y frías.

Estas corrientes heladas, cargadas de nutrientes como el fitoplancton, forman la activa responsable de la enorme riqueza de nuestros estuarios. En verdad, la costa gallega se considera como entre los yacimientos de fitoplancton mucho más ricos de todo el mundo, adjuntado con California, Chile y Canarias.

Lo que se puede vaticinar

Como la playa de Catedrais, en Ribadeo (Turismo de Galicia)

Ahora exponemos la temperatura media del mar que se puede aguardar en el diferentes zonas es de Galicia en un día habitual de verano, si bien probablemente halla desviaciones, salvedades o anomalías que difiera de la media. Las Rías Baixas tienden a ser ámbito de un enorme contraste de temperatura, al tiempo que en las Rías Altas y singularmente en A Mariña, el agua está mucho más a temperatura ámbito:

Mejor agua termal de Galicia

En Galicia tenemos la posibilidad de llevar a cabo un pequeño paseo turístico en la provincia de Ourense por distintos zonas con aguas termales. Una ruta que explota la riqueza mineromedicinal del suelo gallego, bien conocida desde la temporada romana.

Playa de Nuestra Señora

Desde Carnota nos vamos a la Playa de Nosa Señora, la primera de las Cíes que hace aparición en este informe y de las mejores playas que se tienen la posibilidad de conocer Galicia. Ahora les aviso que van a manifestarse un óptimo puñado de playas de Cíes 😉 ¡Y no me extraña…!