El vaticano – Audiencia de los Miercoles

Una de las pocas cosas gratis que uno puede hacer en Roma y que resulta interesante para los católicos es asistir a una audiencia general de los miércoles en el Vaticano.

La actividad se desarrolla cada miércoles y es abierta los peregrinos del mundo, si usted es de lejos puede solicitar reserva de billetes por fax, (solo por fax) y una vez en Roma ir a retirarlos en la oficina situada al interior del portón de bronce.

Ese día, miércoles 3 de febrero nos levantamos muy temprano para tomar el autobús desde Termini al Vaticano ya que imaginamos que habría una fila muy larga, pero la verdad no había nadie, fuimos a la oficina retiramos el sobre con los tres tickets y nos dirigimos al otro extremo del Vaticano, para pasar por la revisión.

Allí escanean mochilas y todo.Finalmente y después de hacer una fila como de 30 minutos, habían muchas delegaciones de colegios, logramos entrar.

Los tickets son de distintos colores en este caso, verde y naranja, a unos los hacen entrar a un sector, en la parte trasera y a otros nos dieron una especie de tribuna preferencial, nunca supe porqué ¿será porque uno viene de lejos?.

Lo que quiero resaltar de esta actividad que aún cuando uno no sea católico la experiencia es muy enriquecedora. Uno entra a la sala de audiencia, muy moderna y con un altar, de diseño vanguardista que a mi hija dijo que le recordaba al Señor de los Anillos, y allí se encuentra a gente de todo el mundo, que ha peregrinado hasta Roma por distintas motivaciones.

A nosotros nos tocó junto a un bullicioso grupo nigeriano. Había además por allí cerca, argentinos, españoles, franceses, alemanes, todos muy alegres y parecía francamente una jornada de fiesta.

En la parte delantera había como diez parejas de novio que daba la impresión que se habían ido desde el registro civil al Vaticano.La gente ensayaba cantos de saludo para cuando saliera el Papa.Finalmente cerca de las 11:30 el pontífice sale y lee un breve discurso en italiano, el cual después es reproducido por otros sacerdotes en los idiomas de todos los grupos allí presentes.

Cada vez que nombran a un país en especial la gente hace sus cantos alusivos. La ceremonia dura poco más de una hora y una vez concluida, suben las parejas de novios y algunos invitados especiales que son saludados por el Papa, mientras el resto de la gente aprovecha de tomarse fotos, en este día que seguramente será muy especial en sus vidas.Luego el Papa bendice a todos los asistentes y especialmente a los artículos religiosos que estos llevan para regalo a sus familiares.

Fue la nota alegre de la mañana. Los jóvenes fueron muy aplaudidos y el Papa se levantó a saludar.Quedé contenta de ver las caras de felicidad de Alejandro y Valentina, nuestra planeada, estudiada y esperada visita a Roma, había comenzado de la mejor manera.
Dejo el link, donde se pueden solicitar los billetes.

Prefettura della Casa Ponitificia

Deja un comentario