Saltar al contenido

Fiesta de la cerveza en Munich

24 abril, 2018

Según un estudio de 2009, Múnich es la ciudad alemana con mayor calidad de vida, lo que la convierte en uno de los destinos más fáciles de disfrutar dentro de Alemania. A ello contribuye el hecho de que varias grandes corporaciones instalarons su sede en la ciudad, como BMW y Siemens, a raíz de la división alemana.

Dejando un poco de lado los avatares históricos, la ciudad tiene una muy activa vida cultural. De ella escribió el poeta Heine que “entre el arte y la ceveza, Múnich es como un pueblo acampado entre colinas”. Una importante temporada de ópera y las colecciones de la Alte Pinakothek, Neue Pinakothek, la Pinakothek der Moderne, y la Lenbachhaus sitúan a la ciudad en el mapa del arte. Otros museos son el Etnológico, el Paleontológico, y el museo de la ciudad. También merece una visita el Teatro Cuvilliés, principal muestra del rococó alemán.

Otros puntos para no perderse son la Plaza de María, centro peatonal y comercial. La preside el ayuntamiento neogótico con su conocido carrillón. En las cercanías se encuentra la Catedral, con sus torres de 99 metros de altura. Existe una ley local que prohibe construir edificios más altos que la catedral en el casco urbano, por lo que es visible a varios kilómetros. En la cita de Heine, también se nos hablaba de la cerveza.

No en vano, pues Múnich es visitada por muchos extranjeros, atraídos, sin duda, por la fiesta de la cerveza u Oktoberfest, el equivalente a los sanfermines españoles, pero sin toros y con rubias. Se trata de la fiesta popular más grande del país. Empieza el primer sábado después del 15 de septiembre y es cada vez más fácil ver a los muniqueses vestidos con el traje típico, algo que no se estilaba desde hacía años.

La fiesta de la cerveza de munich comienza con un desfile que cuenta con la presencia del alcalde, que será quien abra el primer barril de cerveza con un hacha. Todos los años hay apuestas para ver cuántos golpes necesitará para abrirlo, y el récord está en dos, aunque algún año tuvieron que dar 19. Para señalar que el barril está abierto se disparan 12 salvas de cañón, y se comienza a servir. Es sin duda una oportunidad para probar las mejores cervezas alemanas en un ambiente festivo y agradable, donde toda laciudad se vuelca en recibir al visitante con los brazos abiertos.

Quien se viene a munich a tomarse unas birritas? jejejejje