Saltar al contenido

Florencia en un dia – guia rápida de florencia

25 abril, 2018

Florencia

sin duda es una de las capitales mundiales de la cultura. Para los amantes de los museos esta es la meca del festín.

Pero si se carece de tiempo como es el caso de nosotros y sólo podemos destinar un día a ella, hay que buenamente ver lo más que se pueda.

Yo había estado antes en Florencia, pero Alejandro y mi hija no habían estado nunca, por eso de camino entre Venecia y Roma decidimos hacer una parada.

Llegamos a la estación de Santa María La Nouvelle, frente a la Iglesia del mismo nombre, cerca de las diez de la mañana, dejamos nuestras maletas en la custodia y nos fuimos caminando para encontrar el primer objetivo del día que era el Museo de la Academia.

Como el tiempo era poco, tuvimos que elegir un sólo Museo para visitar y como los tres deseábamos ver el David original de Miguel Angel, hacia allá nos dirigimos mapa en mano.

Previamente pasamos por la Galería del Hospital de los Inocentes que sólo vimos por fuera.

Felizmente en la academia había poco público por lo tanto se podía ver muy bien las tres obras que hay allí de Miguel Angel, además del David, se encuentran, “Los cuatro prisioneros” y la “Pietá de Palestina”, hay que destacar que no dejan tomar fotografía al interior.

Dedicamos como una hora y media a este museo y decidimos seguir en busca de Il Duomo, la iglesia característica de esta ciudad.

Visitamos el templo y desechamos subir a la cúpula, ya que hay que hacerlo a pie y son miles de peldaños.

Seguimos caminando en busca de la Plaza de la Signoría.

Este enclave es una demostración palpable que en esta ciudad, el arte es democrático y está al alcance de todos.

Preside la espectacular plaza una estatua ecuestre de Cosme I de Medici, de Juan de Bolonia del siglo XVI.

Frente al Palazzo Vecchio, se alinea una monumental fuente de Neptuno. Esta fuente es uno de mis monumentos favoritos de Italia y frente a la entrada del Palacio se encuentra una copia del David de Miguel Angel, con el que uno se puede tomar la foto que no pudo tomar en la Academia.

Felizmente aquí también había poca gente por lo que la plaza se podía visitar con tranquilidad.

No entramos a la Galería Uffizi, uno de los museos más famosos del mundo por la rica colección de la familia Medici, ya que no nos daría el tiempo, lo dejamos para otra ocasión y nos dirigimos al Ponte Vecchio, para observar sus joyería y tomar las clásicas fotos junto al río Arno.

El tiempo pasó volando ya era cerca de las 15:30, pero ni siquiera queríamos perder tiempo comiendo algo, por lo que decidimos emprender el retorno a la Estación, viendo aún más algunos atractivos arquitectónicos de Florencia.

Llegamos a la estación a las 16:40 y teníamos tren para las 18 horas, tratamos de adelantar el pasaje para las 17 horas para no llegar tan tarde a Roma, y decidimos que en el tren comeríamos los bocadillos que habíamos traído.

Sin embargo el tren iba tan lleno que era imposible pensar en darle el bajo a eso apetitosos bocadillos por lo que nos tuvimos que aguantar hasta nuestra llegada a Roma para comer algo.

Hay que volver, pero por varios días, para comprar el ticket de museos que permite la entradas a todos los museos de la ciudad.

Mientras dejábamos Florencia me recordé de la viajera Sofìa Jaca que tanto le gusta esta ciudad.

________________

Queremos dar mil gracias a la autora de esta guia que nos ha permitido escribirla en este nuestro foro

Maria Eugenia Vargas
[email protected]