Saltar al contenido

Gastronomía en República Dominicana

30 abril, 2018

La amplia diversidad de platillos típicos criollos en este país es reflejo de las influencias española y africana.

La cocina típica dominicana es rica en sabores y en colores, pues para su preparación se utiliza una gran variedad de frutas y vegetales.

Uno de los platillos más tradicionales de la región recibe el nombre de “La bandera”, un manjar compuesto de arroz blanco, habichuelas o frijoles rojos, carne, ensalada y plátanos fritos. Es muy común y los dominicanos lo comen con gran frecuencia.

El Sancocho, un plato típico del norte del país –y posiblemente el más representativo de la cocina dominicana-, es un guiso con influencia española compuesto por tres tipos de carne (res, cerdo y pollo), yuca, plátanos, papa, maíz y otros vegetales tropicales. Se prepara para ocasiones importantes, en vastas cantidades.

Un poco más al este es posible degustar el tradicional pescado con leche de coco; al sur, se come el famoso Chivo de Azúa, cuyo exquisito sabor es resultado de la alimentación natural del animal. Los dominicanos desayunan con bastante frecuencia mangú, un platillo que se obtiene al hervir plátanos verdes y triturarlos con un poco de sal y aceite. Otro manjar hecho a base de plátano verde frito son los famosos tostones, trozos de plátano verde frito con sal, vinagre y ajo. Se sirven para acompañar otros guisados, como el Pica Pollo, la versión dominicana del pollo crujiente empanizado al estilo americano.

El cazabe es un platillo que era preparado por los indios taínos desde tiempos prehispánicos, y consiste en una especie de pan elaborado a partir de la yuca y mezclado con piel de cerdo sazonada y frita.

En cuanto a los dulces, los típicos dominicanos no tienen nada que desear a otros países. Para su elaboración se utiliza principalmente el coco, la naranja, la piña y otras frutas tropicales, además de azúcar, vainilla y canela en polvo. En semana santa se preparan las tradicionales “habichuelas con dulce”, un plato que lleva habichuelas rojas, leche de coco, azúcar, canela y papa dulce (batata). Este delicioso postre se acompaña de pasas sin semilla y galletitas dulces.