Saltar al contenido

Guía de Viajes a Angola

Idioma

El idioma oficial es el portugués. También se habla francés, español y varias lenguas africanas.

Volver arriba

Moneda

La moneda oficial es el kwanza, pero también se aceptan dólares americanos (solo de series modernas). Es mejor llevar efectivo y cambiar en casas de cambio autorizadas. Hay pocos cajeros automáticos y solo se aceptan tarjetas de crédito en algunos hoteles de lujo. No está permitido sacar kwanzas de Angola y podrás ser revisado en el aeropuerto.

Volver arriba

Comunicaciones

El código internacional para Angola es el 244. Para llamar a otro país hay que marcar 00 seguido del código del país correspondiente (por ejemplo, 0034 para España). Existen códigos de ciudad, siendo el 222 el de Luanda. La telefonía móvil está en proceso de implantación y solo hay cobertura en la capital y en algunas provincias.

Volver arriba

Propinas

A veces se incluye en la cuenta un cargo adicional por servicio. Si no es así, una propina del 10% es suficiente.

Volver arriba

Seguridad

Tras el fin de la guerra no hay áreas especialmente peligrosas, aunque sí es recomendable evitar la región de las Lundas. Desplazarse es relativamente seguro, aunque hay riesgo de encontrarse minas antipersona sin desactivar y se recomienda no viajar de noche. En Luanda hay que extremar las precauciones por la inseguridad de algunos barrios.

Volver arriba

Salud

En Angola hay riesgo de malaria y de enfermedades tropicales. Antes de viajar consulta en un centro de sanidad exterior las vacunas obligatorias y recomendadas. Bebe solo agua embotellada y ten especial cuidado con los alimentos crudos. Existe una epidemia de sarampión y otra de poliomielitis. Además, se han detectado en los últimos meses un incremento de los casos de rabia. El sistema sanitario es muy deficiente, sobre todo fuera de la capital, por lo que es altamente recomendable que viajes con un seguro médico que incluya traslado aéreo, si es posible.

Volver arriba

Voltaje

La corriente eléctrica es de 220V, 50 Hz y los enchufes son como los españoles.

Volver arriba

Volver a la página anterior