Saltar al contenido

¿Qué enfermedades puede causar la anemia?

La anemia se define como la aptitud achicada de la sangre para transportar oxígeno mediante su primordial transportador, la hemoglobina. Desde el Servicio de Hematología comentan que la hemoglobina es una proteína que está en los glóbulos colorados y que la disminución del número como los cambios en la manera y tamaño de los glóbulos colorados determinan la aparición de anemia.

Hay múltiples causas de anemia, siendo la más habitual la deficiencia de hierro gracias a una nutrición indebida, la malabsorción (por poner un ejemplo, en la patología celíaca) o el sangrado crónico. Asimismo puede deberse a deficiencias de otros nutrientes (ácido fólico, vitamina B12) o a procesos de destrucción de glóbulos colorados, patologías inflamatorias crónicas (por servirnos de un ejemplo, artritis reumatoide reumatoide) o anomalías de la salud de la medula ósea (cáncer, plasia medular, mielodisplasia, leucemia, linfoma, mieloma) que conducen a una disminución de la producción de glóbulos colorados.

Anemia Hemolítica Autoinmune

Pertence a los géneros de anemia que no necesita ajuste dietético, en tanto que el sistema inmunológico del tolerante se hace cargo de eliminar sus glóbulos colorados. Es una patología extraña donde no está agente causal en media parta de los casos, i. h ella es idiopática. No obstante, asimismo puede ser consecuencia de otras anomalías de la salud caracterizadas como el lupus eritematoso sistémico y el linfoma.

Si la destrucción de glóbulos colorados es suave y gradual, posiblemente no haya síntomas en las primeras etapas de la patología. Si el cuadro hace aparición de manera inmediata y grave, el tolerante puede padecer ictericia (piel amarillenta por acumulación de bilirrubina), fiebre e inclusive signos de insuficiencia cardiaca. Las transfusiones de sangre son útiles en casos de particular preocupación, pero solo dan un alivio inmediato. Se necesitan corticosteroides, y si estos no marchan, se considera la extirpación del bazo.

Pérdida de sangre

La pérdida de sangre es la causa más habitual de anemia, singularmente anemia por deficiencia de hierro.

La pérdida de sangre puede ser corto o crónica y perdurar un tiempo.