Saltar al contenido

¿Qué es lo primero que debo hacer antes de ingresar al mar?

Llegó el verano a La Costa y cientos de familias gozaron de las playas, es por este motivo que el Concejo de La Costa, a través del Área de Protección Civil, les recuerda las cautelas que tienen que tener al entrar al mar.

La primordial recomendación es respetar el código de la bandera, que señala las condiciones del mar y el peligro de meterse o no en el agua. También, en el momento de escoger el sitio para gozar de las olas, es esencial cerciorarse de que sea en los sitios donde hay puestos de socorristas, puesto que hay playas donde está contraindicado bañarse, con lo que no hay observadores expertos cerca.

Proceder a la playa a lo largo del embarazo es fantástico

Proceder a la playa a lo largo del embarazo puede ser muy divertido en tanto que te deja desconectar, tranquilizarte, dejar en libertad tensiones amontonadas y llevar a cabo algo de ejercicio, pero ten precaución. ¡precaución! Llegar a esas datas con un estómago súper creado no guarda relación con los días en que estabas soltero y orate. Explota las horas de sol para broncearte y gozar al límite del verano. Tú solo deberás inquietarte de gozar del sitio y de la compañía, tumbarte en la arena y tu única preocupación: ¡ir al chiringuito y de ahí al mar!

Un embarazo de verano asimismo es gozarlo, medirlo y asesorarlo, aplicarlo para pasar un verano feliz y más que nada explotar la combinación de playa, sol y embarazo. Tiene multitud de provecho, desde bañarse y batallar las elevadas temperaturas hasta un instante idílico para realizar actividad física y gozar del mar y su brisa marina.

Impide las horas centrales

Las primeras horas de la mañana y las últimas horas de la tarde son los instantes especiales para conocer la playa con bebés. Pues entre las 12 y las 17 horas, los fotones del sol influyen sobre la piel de manera mucho más directa y combativa.

¿Qué hace quemaduras y también irritaciones que tienen la posibilidad de perjudicar la salud de los pequeños y realizar lamentable el resto del viaje?

Disminuye la ansiedad, el temor y otras tensiones en el momento en que comienzas a nadar en el mar.

Ahora disponemos boya y nuestros contadores por semana en la piscina, ¿basta para gozar de aguas abiertas? Teóricamente sí, pero hay principiantes a los que el mar respeta y no es extraño que nos abrumemos, si bien prácticamente toquemos fondo en todos y cada brazada. La primera cosa que hay que rememorar es que el neopreno y/o el agua de mar siempre y en todo momento nos asisten a nadar. En consecuencia, nos asiste a aliviar los nervios, tanto si nos encontramos apoyados en la boya de seguridad como sencillamente tomando una situación cómoda boca arriba. o para espantar el mal de un tirón que nos hace levitar unos momentos.

Aquí hay ciertos avisos que me han ayudado a deshacerme de los temores y la ansiedad al nadar en aguas abiertas y que tienen la posibilidad de ser útiles para los principiantes:

Descubre más contenido interesante: