Saltar al contenido

¿Qué es más certero antígeno o PCR?

Ciertas pruebas de antígenos son suficientemente exactas para sustituir la RT-PCR en personas con síntomas. Esto sería realmente útil en el momento en que necesite tomar resoluciones veloces sobre el precaución del tolerante o en el momento en que la RT-PCR no esté libre.

Cada vez se desarrollan métodos mucho más efectivos para saber si nos encontramos inficionados con COVID19. Por norma establecida, se resaltan las pruebas de PCR y las pruebas de antígenos. Pero, ¿sabes cuáles son sus diferencias? En el articulo de el día de hoy te lo contamos a fin de que logres aclarar tus inquietudes.

Prueba PCR

De qué forma marcha una prueba de antígeno

Una prueba de antígeno se puede efectuar en personas con o sin síntomas de COVID-19. En esta prueba, las secreciones se toman de la nariz y la garganta con un hisopo nasofaríngeo. Entonces se examinan en pos de extractos de proteínas concretos del virus COVID-19. La prueba de antígeno asimismo se puede llevar a cabo en el laboratorio. En el laboratorio, son elaborados por personal especializado desde una exhibe tomada en un punto de toma de muestras o en la solicitud del médico. Los desenlaces tienen la posibilidad de estar libres en unas escasas horas o al día después.

Qué es la prueba PCR

La prueba PCR tiene por nombre «reacción en cadena de la polimerasa» y establece una infección activa por coronavirus. La prueba PCR encuentra y amplifica un fragmento de material genético, que en la situacion del coronavirus es una molécula de ARN. Así mismo, se puede advertir el virus en su primera etapa de infección, aun antes que aparezcan los síntomas. Por este motivo, la prueba PCR es realmente útil en personas asintomáticas.

Las pruebas de antígenos se usan para entender si un tolerante está infectado por el hecho de que advierten antígenos, proteínas que están en la área del virus. Son mucho más efectivos en el instante de mayor carga viral de la infección.

¿Por qué razón tardaron tanto en llegar las pruebas veloces?

Si, como se explicó previamente, las pruebas veloces tienen la posibilidad de advertir el virus en un tiempo mucho más corto que con PCR, aparece el interrogante: ¿por qué razón no se han usado antes? La contestación es que no era viable. Hasta el momento en que no se halló un sinnúmero de pacientes inficionados, no fue viable desarrollarlos para caracterizar los anticuerpos. No obstante, la PCR es una prueba de diagnóstico directo y podría efectuarse desde el instante en que se secuenció el virus.

El estudioso del ISCIII apunta que, en contraste a la PCR, las pruebas veloces no identifican el ARN del virus sino usan 2 métodos distintas:

¿Qué es el test de antígenos?

La prueba de antígenos descubre una infección activa por la existencia de proteínas virales. Es una prueba rápida de COVID-19 por vía nasofaríngea o salival que establece si el resultado es positivo o negativo de manera prácticamente instantánea. El tiempo para saber los desenlaces es la primordial diferencia entre la prueba de antígenos y la PCR.

Su efectividad es mayor en el momento en que la prueba se efectúa a lo largo de los primeros siete días de la infección y, en verdad, están indicadas en el momento en que el tolerante muestra síntomas.