Saltar al contenido

¿Que no se puede comer antes de subir a un avión?

Impide comer legumbres y verduras como col, brócoli y coliflor antes y a lo largo del vuelo. Asimismo el ajo y la cebolla puesto que tienen la posibilidad de ocasionar mal aliento o ser bien difíciles de digerir. Y si acostumbras a padecer de hinchazón, tómate un digestivo para eludir que una comida te provoque este incómodo inconveniente.

Domingo Fernández | El Sol de Toluca

Por el ajetreo o pues se ha priorizado otras cosas, la mayor parte de los usuarios le quitan relevancia a los alimentos que tienen que eludir en el momento en que viajan en avión, lo que puede ocasionar mal abdominal, náuseas y mareos.

Bebe mucho más agua antes, a lo largo de y después

Comienza a hidratarte bien antes de tu vuelo. Bebe agua con regularidad y evitarás inconvenientes digestibles, estreñimiento y falta de sueño.

Sostenerse hidratado asiste para que tu sistema digestivo ande mejor y contrarresta el agobio de los traslados, las esperas, las comidas veloces o la carencia de sueño.

Papas fritas y bocadillos salobres

Las papas fritas son exquisitas, todos nos encontramos en concordancia, y además de esto son una comida fácil que logramos hallar en cualquier sitio. Mientras que aguardamos en el campo de aviación, frecuentemente decidimos comer unas papas para saciar el apetito, pero eso es un fallo.

Cocinar la papa cambia su composición de distintas formas, pero todos los distintos métodos de cocción dismuyen el contenido de fibra y proteína que se filtra en el agua o el aceite.

Y si nos transportamos a la UE desde terceros países, ¿puedo llevar comida en el avión?

Imaginemos que hemos viajado a Rusia y deseamos regresar a España con una botella de vodka, unos pasteles y un tarro de caviar. ¿Puedo llevar esta comida en el avión? Para contestar a esta pregunta, debemos preguntar el Reglamento CE 206/2009 de la Comisión Europea, que impone “métodos y controles veterinarios rigurosos” a los artículos de procedencia animal transportados en el equipaje de los usuarios de países no correspondientes a la UE.

La base de la regla es la protección de la salud humana y animal en frente de patologías infecciosas ocasionadas por artículos de procedencia animal que tienen la posibilidad de contener patógenos.

Ideas de comida para subir al avión (y no pasar apetito)

Te ofrecemos ciertas ideas tanto si deseas llevar comida casera en un vuelo tal y como si deseas obtener algo vivo para complementar tu viaje:

  • Una ensalada de pasta o una lechuga (el aderezo debe ir fuera en la bolsa de líquido, ¡recuerda!)
  • Cualquier empanada casera o comprada, indudablemente una enorme iniciativa de comida para el avión.
  • Una ensalada de frutas secas o en rodajas.
  • Un palito de tortilla con algo de pan.
  • Un sándwich o bocadillo casero con tu salchicha preferida.
  • ¡Dulces snacks de postre que alegran cada viaje!

Descubre más contenido interesante: