Saltar al contenido

¿Qué puedo decir para faltar al trabajo?

Visto que haya una interrupción en la vivienda que deba solventarse inmediatamente puede ser una aceptable explicación para faltar al trabajo. Por servirnos de un ejemplo:

  • Se reventó una tubería en su casa o en casa de su vecino y su casa se anegó.
  • Hay una fuga en el techo.
  • Ocurrió un cortocircuito.
  • El vecino rompió tu ventana.
  • Hay una fuga de gas o hubo una pequeña explosión.
  • Un trabajador va a venir a disponer cable de fibra óptica o reparar internet o cableado en tu casa.
  • La llave de la puerta primordial está bloqueada o ha perdido las llaves y no puede salir de casa.
  • Se cortó la luz y te quedaste atrapado en el ascensor.

¿Qué explicación hay para faltar al trabajo?

«El carro no comienza», «Estoy enfermo», «Tuve una urgencia familiar», son solo ciertas disculpas más habituales para no proceder a trabajar. Las justificaciones tienen la posibilidad de ir desde patologías familiares hasta reclusión domiciliaria; No hay límites para tu imaginación.

Tiene intoxicación alimenticia

Comunmente, no ha de ser bastante concreto en el momento en que afirma que está enfermo para faltar al trabajo. No hay necesidad de fingir sonidos de tos, ser dramático o ingresar en bastantes datos. No obstante, asimismo puede asegurar que piensa que padece una intoxicación alimenticia. Esta se encuentra dentro de las disculpas mucho más lícitas y creíbles para faltar al trabajo, singularmente el día de su turno, puesto que la mayor parte de la gente comprenden qué grave y también inopinada puede ser una intoxicación alimenticia. Entonces, si debe faltar al trabajo con poca anticipación y no desea combatir la presión de su jefe a fin de que se presente, esa es buena razón que prácticamente le garantiza un día de asueto. No obstante, tienen que aguardar que él se muestre en uno o un par de días a mucho más demorar. Conque esa no es buena explicación para faltar al trabajo durante más de un par de días, pero es buena razón para faltar un día.

Una jaqueca es otra buena explicación para perder un día terminado de trabajo sin la mínima oportunidad de que te pregunten sobre esto, en tanto que la mayor parte de los amos saben lo graves que tienen la posibilidad de ser las jaquecas. Y en contraste a lo que ocurre en el momento en que inventa algún otro inconveniente médico o afirma que tiene una cita con el médico, no debe contarle a su jefe una extendida historia o continuar mintiendo en el momento en que regrese a la oficina. Las jaquecas acostumbran a ocultar transcurrido el tiempo, con o sin régimen, con lo que al día después puedes proceder a trabajar y decir: «Estoy bastante superior, gracias» en el momento en que alguien te pregunta. Por las causas precedentes, una jaqueca es buena explicación para faltar al trabajo, en especial en un corto plazo. Si tu jefe te cuestiona o duda de ti, dile que solamente puedes observar la luz y que andas andando a tientas en la obscuridad realizando esa llamada. Si solamente puede ponerse parado o ver a la luz, los empleadores saben que no puede realizar su trabajo. Por consiguiente, probablemente admitirán esta explicación y sencillamente te afirmarán que vuelvas al trabajo cuanto antes.

«Mi vehículo se averió»

Esta es asimismo entre las disculpas más habituales para faltar al trabajo, si bien es completamente lícita, viable y en ciertos casos ineludible; No obstante, existen varios puntos que tienes que estimar si deseas utilizar esta explicación.

Y tu jefe puede decirte que tomes un Uber o alguna otra forma de transporte público para tu día de trabajo; Aun si la compañía tiene su transporte privado, podrían llegar a tu casa y arruinar tu plan de tomarte un día de asueto por patrañas.

➡️ Disculpas por venir tarde al trabajo

Si bien creas que llegar tarde no es enorme cosa, lo cierto es que tu jefe espera que llegues a tiempo todos y cada uno de los días. Por consiguiente, puede ocasionar una mala impresión en su jefe y colegas. ¡No lo tomes a la rápida!

  1. El tráfico está congestionado Semeja que hubo un incidente y hay mucho más tráfico del frecuente.
  2. El transporte público se retrasó El autobús no salió a tiempo y andas aguardando el próximo.
  3. El automóvil no comienza Algo anda mal con su automóvil y no comienza.
  4. Parada inopinada En el momento en que sales de casa, te percatas de que olvidaste tus reportes y debías regresar a procurarlos.
  5. Quedarse dormido Tuviste una mala noche pues los vecinos proseguían realizando estruendos y no escuchaste el despertador.
  6. Llaves perdidas Inmediatamente antes de salir de casa, te percatas de que has perdido las llaves y en el momento en que llegas no hay ninguna persona para abrirlas.
  7. Urgencia veterinaria Su perro estuvo devolviendo y tiene diarrea y debió llevarlo al veterinario esta mañana.
  8. Confusión sobre el día o la hora Pensaste que llegaste a las 9 a.m. como es costumbre pero olvidaste que afirmaste jueves a las 8 a.m.

Descubre más contenido interesante: