Saltar al contenido

¿Qué río pasa por Valdecañas?

El embalse de Valdecañas recopila el agua del Tajo.

«La localidad es pequeña -nos dicen- pero asimismo tiene su crónica». Perteneció a los duques de Frías, pero aseguran que las primeras mientes de Valdecañas de Tajo están en un libro de caza de Alfonso XI de las 14 plantas de boj. “Además de esto -apunta nuestro guía para hacernos entender la relevancia del sitio- esta región se encontraba atravesada por cuando menos tres vías pecuarias usadas por la Mesta”.

Indudablemente, esto creó pequeños pueblos o huertas, por donde pasaba el ganado y los pastores. La cuestión es que Valdecañas ha podido nacer en el momento en que cesaron los combates entre los señores de Almaraz y Monroy tras el matrimonio de Isabel de Almaraz y Hernán Rodríguez de Monroy. Sea como fuere, en la actualidad es una esquina natural frecuentado eminentemente por fanáticos de la pesca y la observación de aves. Desde ahí, el placer está asegurado.

DECIMOS ADIÓS AL CENTRO DE LA VÍA LÁCTEA

Los fanáticos de la astrofotografía saben bien que ver el centro de nuestra galaxia es un pequeño obsequio del verano, septiembre la temporada de visibilidad de la galaxia central de la La Vía Láctea en los dos hemisferios se está acortando poco a poco más.

Esto reduce hasta el momento en que por el momento no es aparente en el mes de noviembre, con lo que te recomendamos utilizar septiembre para ofertar al centro galáctico hasta próximamente.

Tomando agua que absolutamente nadie bebe

Mientras que el alcalde Belvís de Monroy atiende lamarea.com en la plaza del pueblo, a pocos metros una familia descarga sus compras del vehículo. «Pregúntale sobre el agua», afirma Marcos Pascasio. “Nosotros no tomamos agua del grifo y tampoco la mayor parte de nuestros vecinos. Sabe bastante a cloro”, afirma Julio. Según explicó el Municipio, el agua que se está sacando en estos instantes está muy «turbia» por el bajo nivel del embalse. Para contrarrestar este inconveniente, es requisito añadir mucho más químicos a la planta de régimen.

«El agua huele a lejía. En el momento en que me lavo los dientes noto que hay un fuerte fragancia a cloro”, asegura otra vecina que se sumó a la charla, asegurando que jamás vió Valdecañas tan bajo como en los últimos tiempos. Frente esto, una parte de la vecindad piensa que posiblemente la carencia de lluvias sosprechada para los próximos meses, adjuntado con los vertidos de Iberdrola, el consumo y nuestra evaporación, logren ocasionar cortes en el núcleo urbano, puesto que muchas ciudades ahora lo están tolerando. en la zona y en el país.

| 3 | Club Hípico de Valdecañas

Club Hípico de Valdecañas.

Se necesitan conjuntos de 4 personas para llenar esta actividad, el valor cambia según la proporción de enseñanzas que se requieran, no obstante, se puede proveer información descriptiva sobre los costes. llamando a sus teléfonos de contacto 686 207 592 / 628 351 533