Saltar al contenido

¿Qué tiene que ver Australia con Inglaterra?

Gracias a la narración de Australia como colonia de Enorme Bretaña, ámbas naciones preservan esenciales hilos recurrentes de herencia cultural, varios de los que son recurrentes a todos y cada uno de los países de charla inglesa. La lengua inglesa es el idioma de hecho de las dos naciones. Los dos sistemas legales se fundamentan en el derecho consuetudinario.

Australia es un país que disfruta de independencia pero pertenece a la Commonwealth. Esta organización está formada por 54 países, ciertos independientes y otros dependientes de la Corona británica.

Este país es de manera oficial una monarquía constitucional puesto que reconoce a la reina Isabel II como soberana y su sistema de gobierno es parlamentario.

Calidad de vida, ahorro y dinero

La calidad de vida es buenísima en los tres países. Asimismo se vanaglorian de ser seguros y tener sueldos altos. Los sueldos son sutilmente mucho más altos en Australia, pero asimismo lo son los costes.

Múltiples de sus capitales se cuelan de año en año en el top de las ciudades mucho más habitables de todo el mundo, como Melbourne, Sídney, Auckland, Wellington o Toronto.

Diferencias entre unas partes del Reino Unido

La organización territorial del Reino Unido es complicada. Inglaterra y Gales se dividen en condados, Escocia en áreas municipales y también Irlanda del Norte en distritos. Estas diferencias argumentan, en buena medida, a cuestiones de historia y pertenencia. Más allá de que todos y cada uno de los ciudadanos británicos tienen la posibilidad de nombrarse británicos, hay escoceses, galeses y también irlandeses que no están según con esta clasificación. Y no charlemos mucho más si llamas a alguien que afirma ser inglés escocés: precaución con tus expresiones si vas de celebración como los personajes principales de Trainspotting en un pub de Edimburgo.

En ocasiones la indolencia de la historia provoca muchas curiosidades territoriales. Pero indudablemente lo mucho más asombroso es que Isabel II continúe siendo reina de Suráfrica, Canadá o Australia. Si bien Enorme Bretaña por el momento no rige el planeta como lo hacía en la temporada colonial, hay países que reconocen a la reina Isabel como su soberana pese a no estar bajo el dominio británico.

Viajar por Australia

Durante tu vida seguramente vas a tener cientos de chances para viajar al Reino Unido. Existen muchos vuelos económicos y está muy cerca. En este momento piense si vivir en Australia va a ser tan simple como lo es en este momento más adelante. Conforme acepte mucho más responsabilidades, puede volverse muy difícil viajar en una aventura australiana más adelante. Conque piénselo, ¿es en este momento el instante de sacarle el aguijón a la vida en Australia?

Es prácticamente seguramente viajar a Reino Unido te va a salir mucho más económico que viajar a Australia (hablamos a los billetes). Pero en el momento en que vas por una temporada extendida, las entradas no importan tanto si las comparas con toda la experiencia que obtendrás en lugar de esa inversión.

Causas del Imperio Británico

La rivalidad con otros imperios incipientes (como el español o la lengua alemana) desencadenó una ambiciosa pelea por el control económico y comercial de todo el mundo popular. Esta pelea fue alimentada aún mucho más por el hallazgo de América por los españoles.

En consecuencia, estos poderes libraron guerras y asimismo procuraron sabotear las sendas comerciales del resto. La meta era la hegemonía de los elementos naturales en una Europa que había fatigado su capacidad.