Saltar al contenido

Ruta Cervantes en paris

19 julio, 2018

El Instituto Cervantes de París acaba de estrenar un portal multimedia que recorre y guía por los lugares parisinos donde grandes figuras de la cultura española e hispanoamericana dejaron huella.

Los protagonistas son distintos artistas, escritores, músicos, cineastas y creadores que vivieron en la capital francesa o plasmaron París en sus obras.

Sin duda otro modo interesante de acercarse a París, gracias a las “Rutas Cervantes. Las huellas de la culturas de España y América latina en París”. Los recorridos están pensados para realizar a pie, en bicicleta o transporte público.

De una manera didáctica, lúdica y entretenida se pueden realizar paseos virtuales pero también reales gracias a mapas de bolsillo que se proporcionan para hacer accesibles y prácticos los paseos.

Las Rutas recorren y descubren para el gran público desde el taller donde Picasso pintó “El Guernica”, o el sótano del hotel en el que Octavio Paz se encerró para escribir el poema “Renga” o el cine en el que se estrenó el surrealista “Un perro andaluz” de Buñuel, transformado hoy en sala infantil.

La lista alcanza el medio centenar de rutas entre creadores ya desaparecidos o en vida, y de rutas temáticas, que tienen por escenario una de las capitales en el mundo que acogió un mayor número y variedad de creadores de España y de América Latina en la historia reciente.

De momento tenemos disponibles tres de estas rutas: “La nueve. Los españoles en la Liberación de París (1944)”, la dedicada a Luis Buñuel y la que recuerda a Octavio Paz. De todas ellas encontramos los puntos de inicio y final, los lugares de interés, distancias, curiosidades

La ruta de Octavio Paz es una delicia, nos enteramos de muchos episodios de la vida del escritor y los lugares que dejaron huella en su carrera o en su vida íntima.

Como curiosidad, dos de los cafés más frecuentados por Paz en París, el café Cyrano, centro de reunión de los surrealistas, y el café d’Angleterre, que Paz cita en uno de sus poemas, cerraron y hoy son hamburgueserías. Pero aún hay muchos recuerdos del autor en otros puntos de la ciudad: sus casas y las de sus amistades, lugares de exposiciones y coferencias, rincones plasmados en sus libros, trabajo, amor