Saltar al contenido

Tema: Que ver en Rio

24 julio, 2018

La ciudad de Río de Janeiro tiene una topografía muy peculiar. En muchas partes la superficie de la tierra está a poco más del nivel del mar. Esta superficie en gran parte es playa al mar o costa de la bahía de Guanabara y de un lago llamado Lagoa Rodrigo de Freitas no muy lejos del mar. En total contraste por todas partes emergen de la tierra grandes elevaciones de piedra sólida. Estas alturas son los “morros” (cerros, lomas, etc.) que en ciertos casos tienen la piedra al descubierto y en otros tienen una bella vegetación verde. Según nos alejamos de la costa, hacia tierra adentro, el paisaje continúa atractivo pero no es tan accidentado. Las casas y edificios se encuentran mayormente en la superficie baja, pero hay construcciones en todas partes donde se ha podido afianzar un horcón.

La historia en Río de Janeiro es sorprendente. No se limita a impresionantes templos con la ornamentación de catedrales y palacios imperiales con la correspondiente arquitectura. En el centro de la ciudad algunas edificaciones obligan al caminante detenerse para poder admirarlas como la obra demanda.

Cuando ya pensábamos haber visto todo lo significante, nuestro guía nos llevó a otra plaza rodeada de bellos edificios y después a otra más. Bueno, fue entonces que recordamos que es lo que nosotros habíamos ido ha hacer en Río de Janeiro. Continuamos tomando fotos, pero ya no era nuestro interés conocer la ciudad. Dejamos que el espíritu de carioca surgiera en nosotros y comenzamos a disfrutar de todo el esplendor.