Saltar al contenido

Todo lo que necesitas saber para tramitar tu visado a Australia

27 diciembre, 2018

Australia es un país apasionante y único en todas sus formas. Su paisaje, naturaleza salvaje y sobretodo el estilo de vida que cultiva. Visitar Australia supone una experiencia inolvidable y no es de extrañar que sea uno de los países que más llama la atención de los viajeros.

Es sencillo dejarse llevar escogiendo todos aquellos maravillosos lugares que visitar en uno de los viajes de nuestra vida, y planearlo es parte de la emoción que supone el viaje en sí mismo. Pero lo más importante a la hora de planear -aparte de reservar vuelos y planificar el itinerario-, es asegurarnos la entrada al país de manera segura y legal.    

Así que para eso vamos a tener que aplicar por un visado australia con antelación suficiente al viaje.

Todo lo que necesitas saber para tramitar tu visado a Australia
Todo lo que necesitas saber para tramitar tu visado a Australia

Visados de turista: ¿Cuál de ellos necesito?

Hay dos tipos de visado para turistas: el visado ETA y el visado eVisitor. Es importante que escojas el adecuado y eso depende de tu pasaporte y país de nacionalidad.

El visado ETA es para ciudadanos Estadounidenses, Canadienses, de Corea del Sur, Singapur, Japón, Hong Kong y Malasia. El visado eVisitor es para ciudadanos europeos. Aparte del hecho que existan dos tipos de visados dependiendo del país de procedencia, los dos tienen muchas similitudes -y los dos visados se subdividen en dos tipos: el visado de turista y el visado de negocios- estos dos visados difieren poco entre sí y básicamente permiten al visitante diferentes opciones una vez en territorio Australiano.

Estos representan el permiso de entrada a Australia y los visados están enlazados electrónicamente al pasaporte de cada uno. Hay que tener en cuenta que este tipo de visados son para estancias cortas y sólo permiten realizar actividades turísticas o de negocios. Los dos visados son válidos durante un año con una máxima estancia de 3 meses seguidos en el país -y no más-. Esto significa que mientras dura tu visado puedes regresar al país las veces que quieras.

Ya que estos visados están enlazados a tu número de pasaporte, es absolutamente imprescindible que utilices el mismo pasaporte en todos tus viajes al país durante el tiempo que este dure, de otro modo tu entrada sería denegada. Si por cualquier situación tienes que cambiar de pasaporte -porque lo has extraviado, te lo han robado o has tenido que renovarlo- entonces tendrás que aplicar por un nuevo visado.

Pero no te preocupes, pues estas normas no se aplican si pierdes el pasaporte estando en Australia, y en este caso solo tendrías que solicitar otro en tu embajada de origen. Solamente hay que aplicar por un visado nuevo si cualquiera de estos contratiempos ocurren estando fuera del país y deseas regresar.

Cómo puedo obtener un visado de turista para Australia

Sea cual sea el tipo de visado que necesites: el eVisitor o el ETA, puedes empezar el trámite rellenando el formulario de aplicación online de manera sencilla. Tendrás que aplicar por un visado por persona -también para niños y bebés-, pues cada individuo tiene que tener su propio visado de entrada o esta será denegada.

Para realizar el visado necesitas ser residente no australiano -en el momento de la aplicación-, así como tu pasaporte, dirección de correo electrónico y tarjeta de crédito con tus datos personales.

Antes de empezar con el proceso debes asegurarte de que no haya algún impedimento que ponga la aplicación en jaque. Por ejemplo: tener tuberculosis o antecedentes penales pueden ser motivo suficiente para que tu visado sea denegado o peor aún, que una vez en el país no te dejen entrar.

Es por esto que vale la pena hacer un poco de búsqueda previa y conocer los motivos que podrían denegar la aplicación del visado o la entrada al país, pues estos no son los únicos que existen.

Una vez hayas completado la aplicación online, y en caso de que no haya problemas,  recibir el visado es relativamente rápido. En la mayoría de casos tanto el visado ETA como el eVisitor tardan un par de horas en notificar una respuesta, pero en el 25% de los casos el tiempo de respuesta es de 3 días laborales. Así que no hay que alarmarse si los diferentes miembros de una misma familia son aceptados en diferentes intervalos -y pueden variar de pocas horas a uno o dos días-. Esto ocurre a menudo, pues cada aplicación es revisada de forma individual y por separado.

Una vez haya sido aprobada la solicitud, recibirás un email de confirmación con todo lo que necesitas imprimir o guardar en tu dispositivo móvil para futura validación -generalmente no es necesario que muestres esta información, pues esta ya estará enlazada a tu número de pasaporte de manera automática y podrás verlo al hacer el check in de tu vuelo-. Y aunque este proceso es muy rápido, recomendamos que no lo dejes para el último momento por si surge algún imprevisto.

¿Que puedo hacer con mi visado de turismo o negocios?

Aunque se trate de un tipo de visado diferente dependiendo de tu país de origen, las normas son muy similares. Bajo la categoría de turista puedes visitar el territorio, llevar a cabo actividades turísticas normales o visitar amigos y familia que residan en el país.

Con el visado de negocios, las actividades que puedes realizar en el país son también muy similares independientemente del país de origen y el tipo de visado que necesites. Con este visado vas a poder realizar investigaciones empresariales que permitan identificar futuras colaboraciones de negocio, buscar trabajo -con la perspectiva de emigrar a Australia en un futuro- aún así, no podrás realizar ningún trabajo o negocio a cambio de dinero.

También podrás realizar negociaciones relativas a tu trabajo, revisiones y firmas de contratos empresariales o empleo, así como asistir a conferencias y seminarios siempre y cuando no se reciba dinero. En el caso del visado eVisitor para Europeos, también se pueden realizar trabajos de voluntariado -esto incluye los dos tipos de visados, ya sea de turista o de negocios-.

Si deseas quedarte en el país por más tiempo o aceptar una oferta de empleo, vas a tener que aplicar por otro tipo de visado y ya no podrás utilizar el proceso ETA o eVisitor. A pesar de toda la información proporcionada, aplicar por un visado de corta estancia -ya sea para turismo o negocios- es muy sencillo, y todo desde la comodidad del hogar.