Saltar al contenido

Vuelos a Egipto baratos – Reserva vuelos a Egipto

15 mayo, 2018

Las grandes pirámides y la Gran Esfinge de Guiza, el balanceo de las dunas de arena y los paseos en camello por el desierto del Sáhara, una excursión por el monte Sinaí, los hoteles y centros vacacionales a las cálidas orillas del mar Rojo en Sharm el Sheikh… Egipto tiene una gran variedad de atracciones por descubrir y explorar.

Viajeros procedentes de Europa han visitado Egipto durante cientos de años, pero aún en el siglo XXI siguen quedando tan atrapados por su encanto como Marco Antonio en el 42 A.C. Egipto posee una de las historias más ricas del mundo y para conocerla, nada mejor que escoger uno de los numerosos libros sobre faraones para leer en tu vuelo y sumergirte en una cultura que se remonta a más de 5.000 años atrás.

Pero el país sigue vivo y prospera hoy en día. A la vez que proliferan modernos lugares vacacionales a lo largo de la costa, se multiplican las atracciones de las cosmopolitas ciudades. El Cairo, llena de museos, tiendas y bazares, es parada obligada para todo visitante; Luxor es la entrada al Valle de los Reyes y a la antigua “Ciudad de los Palacios”; Alejandría está llena de monumentos a Alejandro Magno; y Aswan, una antigua ciudad comercial, es el punto de partida de muchos cruceros por el Nilo.

Busca y compara: vuelos baratos a Egipto

Volver arriba

Clima en Egipto

El clima de Egipto se puede dividir en dos estaciones. El verano comprende los meses de junio a septiembre y sus temperaturas son muy elevadas, alrededor de 30˚C de promedio en la costa, llegando hasta los 50˚C en Aswan. El invierno comienza en octubre y dura hasta mayo, y se caracteriza por temperaturas cálidas pero menos extremas.

Volver arriba

Cuándo volar a Egipto

Temporada alta:

Como el calor del verano puede ser insoportable, la temporada alta es entre octubre y mayo. Esta época es sobre todo atractiva para muchos viajeros europeos, ya que pueden llegar en un vuelo corto a Egipto y evitar los meses de invierno de su propio país. Los hoteles están a menudo completos y se produce una subida de precios considerable.

Temporada baja:

Comprende los meses de más calor. Sin embargo, si viajas en esta época, puedes encontrar auténticos chollos. Evita las partes del sur y quédate por la costa, donde las brisas del mar bajan un poco el termómetro. La otra ventaja de ir durante esta época es la paz y tranquilidad que hay en los principales lugares turísticos.

El mes de Ramadán suele ser menos popular entre los occidentales. Muchos restaurantes cierran durante el mes y el alcohol está menos disponible. El aspecto positivo es que puede ser la oportunidad perfecta para ver el país y su gente y encontrarse menos turistas.

Temporada media:

El tiempo de primavera, entre marzo y abril, es uno de los mejores momentos para visitar Egipto. Hace calor pero sin llegar a los picos de temperatura de verano y hay menos turistas que en temporada alta. El viento Khamsin llega desde el desierto durante estos meses y es especialmente potente, alcanzando los 150 km/h. Normalmente solo dura unos días, por lo que es posible evitarlo o, simplemente, disfrutar del espectáculo que ofrece.

Volver arriba

Cómo moverse por Egipto

Los vuelos domésticos pueden ahorrar mucho tiempo, aunque no sean lo más barato. Egypt Air, la compañía aérea nacional, vuela por todo el país.

El transporte público es bueno en todo Egipto. Los trenes son fiables y seguros y la red ferroviaria une la mayor parte de las ciudades. Sin embargo, puede ser el método más lento de transporte, en particular para viajes cortos donde los autobuses son siempre más rápidos. Si viajas distancias largas en tren, asegúrate de que tenga aire acondicionado y que no sea uno de los trenes de cercanías con paradas.

Los autobuses también son fiables y más baratos que los trenes. La red es excelente y cubre casi todos los lugares.

Los taxis de servicio, conocidos como servees, son muy comunes y populares. A menudo berlinas Peugeot, estos grandes taxis recogen pasajeros en los puntos más conocidos, como estaciones de ferrocarril, y solo se marchan cuando están llenos, normalmente con una docena de personas. Son un modo barato y por lo general seguro de viajar, aunque tendrás poco control sobre cuándo te marchas o llegas a tu destino.

Volver arriba

Información sobre Egipto

Egipto evoca una cosa inmediatamente, las grandes pirámides. Es probable que todo el que visite el país quiera ver las Pirámides de Guiza y la Gran Esfinge. A fin de evitar las muchedumbres, así como el calor del día, intenta hacer la visita tan pronto como sea posible: lo ideal es alrededor de las 8 de la mañana, y por supuesto antes del mediodía. Además, las entradas para la Gran Pirámide están limitadas a 300 por día, así que llegando temprano te aseguras conseguir tu pase.

Llevar dinero a cualquier país de África puede ser un dilema. ¿Es mejor llevar cheques de viaje, dinero local o cambiarlo cuando llegas allí? Las casas de cambio en Egipto son buenas, y los tipos de cambio a menudo son bastante mejores que en los países de origen, por lo que vale la pena considerar el cambio de dinero al llegar. Sin embargo, hay que tener en cuenta los horarios de los bancos: la mayoría cierran viernes y sábado, aunque abren los domingos y sus horarios son por lo general de ocho de la mañana a dos de la tarde. Si necesitas cambio fuera de ese horario, puedes buscar algún hotel internacional grande, que a menudo ofrecen ese servicio aunque a un precio poco atractivo.

Uno de los mejores sitios para la natación y el buceo en Egipto está en Marsa Alam, en el mar Rojo. Hasta hace poco, Marsa Alam era un pequeño pueblo de pescadores, pero se ha ido convirtiendo en un popular centro turístico entre aquellos que quieren evitar a los turistas del norte. Allí es fácil encontrar buenos eco-hoteles y campings para dormir. La zona de costa de Wadi el Gemal es un parque nacional, donde los manglares, palmeras, arrecifes de coral y delfines están protegidos. El lugar perfecto para unas vacaciones ecológicas.

El lago Nasser, en el sur de Egipto, es el lago artificial más grande del mundo. Merece la pena visitar dos ciudades a sus orillas: Abu Simbel y Aswan. Lo más fácil es quedarse en Aswan y hacer una excursión de un día (o más) a Abu Simbel. Viajar en avión de una ciudad a otra es fácil, pero también puede hacerse en bus saliendo a primera hora de la mañana. Esta opción supone un viaje más largo pero permite ver la salida del sol sobre el desierto.

Si buscas alojamiento en Egipto, un sitio popular para ver opiniones de usuarios es Trivago. Mira la página de hoteles en Aswan.

Volver arriba

Aeropuertos en Egipto

El Aeropuerto Internacional de El Cairo (CAI) está a 24 kilómetros al nordeste de la capital, en Heliópolis.

Borg El Arab (HBE) ha sustituido al aeropuerto de El Nouzha como el principal aeropuerto internacional de Alejandría. Está situado a 60 kilómetros al sudoeste de la ciudad.

El Aeropuerto de Luxor (LXR) está a 5,6 kilómetros de Luxor.

Volver arriba

Pasaportes y Visas

Las exigencias de visado cambian con poca antelación. A excepción de viajeros procedentes de la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá, todos los visitantes deben registrarse en la policía durante la primera semana de su estancia en el país. Los pasaportes de los ciudadanos españoles deben ser válidos durante al menos seis meses más allá del período de la visita.

Volver arriba

Requisitos de entrada

Los ciudadanos españoles deben viajar con un pasaporte con una validez de al menos seis meses a contar desde el fin de la estancia prevista en Egipto. Además deben contar con un visado.

El visado ordinario es de 30 días y puede ser obtenido a la llegada al aeropuerto por 15 dólares o su equivalente en euros o libras egipcias. Aquellos viajeros que solo estarán en los centros vacacionales del sur del Sinaí (como es el caso de Sharm el Sheikh) pueden obtener al llegar un visado gratuito de 15 días.

Volver arriba