Saltar al contenido

Vuelos a Florencia baratos – Reserva vuelos a Florencia

18 mayo, 2018

Florencia, a orillas del río Arno, es una de las ciudades más bellas del mundo y una parada obligada en tu visita a Italia. Las calles empedradas, los edificios de color miel, las sublimes iglesias y la gran cantidad de obras de arte te dejarán sin aliento. Se puede decir que Florencia es un museo viviente y, sin duda, es como una cápsula del tiempo repleta del arte renacentista de Brunelleschi, Donatello, Miguel Ángel y Botticelli. Pero si visitas Florencia también descubrirás una ciudad cálida y relajada, con una población muy animada.

Gracias a la familia de los Medici, entusiastas mecenas del arte, Florencia está llena de tesoros. La increíble iglesia de San Lorenzo, cerca del Palacio Medici, fue la iglesia parroquial de la familia y es el lugar donde descansan muchos de los Medicis. Otros edificios asociados con ellos son la Galería de los Uffizi, el Palacio Pitti, los Jardines de Boboli y el Belvedere.

Florencia es también una gran ciudad para disfrutar de placeres más terrenales, como comer o ir de compras. Fue la capital de la moda de Italia hasta que Milán tomó su relevo en la década de 1960 y todos los grandes diseñadores están aquí: Armani, Ferragamo, Gucci, Zegna… Para encontrar gangas, vete a las tiendas outlet o haz una visita a los almacenes de Gucci y Prada.

Busca y compara: vuelos baratos a Florencia

Volver arriba

Clima en Florencia

Florencia tiene un clima templado, con veranos cálidos y secos e inviernos fríos. La primavera es cálida y seca, con temperaturas alrededor de los 15˚C en abril y mayo. Julio y agosto son los meses más calurosos, con temperaturas de casi 30˚C. En septiembre las temperaturas bajan hasta los 20 ˚C y de diciembre a febrero están normalmente alrededor de cero. El invierno es también la temporada de lluvias, pero rara vez nieva.

Volver arriba

Cuándo volar a Florencia

Temporada alta:

La temporada alta de Florencia es entre abril y octubre, siendo julio y agosto los meses de mayor ocupación. Las noches son generalmente frescas y proporcionan un alivio al calor y la contaminación.

La Semana Santa es también un momento muy concurrido y miles de niños llegan entre marzo y mayo para visitar los museos y lugares de interés histórico. Si estás planeando viajar durante la temporada alta, reserva los vuelos y el alojamiento con antelación.

Temporada baja:

La temporada baja comprende los meses de abril a junio y de septiembre y octubre. El clima es agradable y hay menos turistas. Diciembre es frío y seco, pero el resto del invierno tiende a ser más húmedo.

Volver arriba

Cómo moverse por Florencia

Florencia es una ciudad pequeña y compacta, una ciudad para pasear. En el centro de la ciudad, el tráfico está restringido para los coches, pero es suficiente con el que crean los ciclomotores, ciclistas, y turistas.

Los autobuses urbanos ATAF operan en el centro de Florencia y proporcionan también transporte al aeropuerto. Los billetes de autobús se pueden comprar en los estancos o en las máquinas expendedoras de las paradas más importantes. Se venden en función del tiempo de uso y pueden ser de una, dos o 24 horas.

Necesitas un espíritu aventurero para moverte en bicicleta por Florencia. Firenze Parcheggi es un garaje municipal que ofrece bicicletas gratuitas para un día. Ciclomotores y vespas son también muy populares y se alquilan fácilmente. El uso del casco es obligatorio.

Conducir por Florencia es frustrante debido a las restricciones del tráfico y al sentido único de sus calles. Coger un taxi puede ser igualmente problemático, porque los conductores tienen que maniobrar mucho porque las rutas son complicadas y además las tarifas no son baratas. El aparcamiento en los alrededores del centro de la ciudad es muy caro. Si vienes en coche, es mejor déjalo fuera de la ciudad.

Volver arriba

Información sobre Florencia

Museos, galerías, catedrales, iglesias, puentes, centros comerciales y arte, arte y más arte: hay tanto que hacer y ver en Florencia que no importa cuánto tiempo te quedes, porque siempre sentirás que te has dejado algo por ver. No intentes verlo todo corriendo, es mejor que te tomes el tiempo necesario para disfrutar tranquilamente de la vida de la ciudad. Disfruta de un delicioso capuchino en una cafetería con terraza y observa la vida de la ciudad.

Todos los turistas que llegan a Florencia van a ver el Ponte Vecchio, pero además puedes dar un paseo a lo largo del río Arno. Las vistas del río y de los otros puentes son totalmente increíbles, especialmente al atardecer con la puesta de sol

No importa en qué momento del año viajes, siempre hay muchos turistas y largas colas, especialmente en los museos más famosos, donde pueden ser de hasta cinco horas. Sin embargo, es posible llegar temprano por la mañana y hacer una reserva para más tarde en el día. Definitivamente recomendable.

Florencia está en el corazón de la Toscana. Si tienes tiempo, merece la pena visitar alguna de las ciudades cercanas y admirar los famosos paisajes de esta región.

Antes de ir a comer, mira bien la carta menú de los restaurantes. Debido a la popularidad de Florencia como destino turístico hay muchos que son caros y no ofrecen genuina cocina italiana. Si es posible, evita los restaurantes de las áreas más turísticas y pide recomendaciones, sobre todo de algún lugareño. Vagar por las calles y buscar un buen lugar puede ser divertido, pero puedes terminar pagándolo caro al final.

No te puedes perder la oportunidad de participar en la passeggiata: al atardecer, los italianos salen a las calles a pasear antes de cenar con la familia y amigos. Es la oportunidad perfecta para ver y ser vistos.

Volver arriba

Aeropuertos en Florencia

El Aeropuerto de Peretola (FLR) está situado cerca de la ciudad.

Volver arriba