Saltar al contenido

Vuelos a Hungría baratos – Reserva vuelos a Hungría

22 mayo, 2018

Hungría está ubicada en la cuenca de los Cárpatos, sin salida al mar y rodeada por Austria, Eslovaquia, Ucrania, Rumanía, Serbia, Croacia y Eslovenia. Hungría perteneció al imperio otomano, al austro-húngaro y estuvo bajo órbita soviética. Todo ello le ha proporcionado una rica y colorida cultura, reflejo de su mezcla étnica, donde la mayoría son magiares y hay minorías de gitanos, alemanes, eslovacos, croatas, serbios y rumanos. La cocina húngara también refleja esta mezcla, sopas y guisos calientes están a la orden del día, siempre regados por los vinos tintos más robustos.

El país tiene varios lugares que forman parte del patrimonio Unesco y que van desde el Parque Nacional de Hortobágy (Puszta) y la región del vino de Tokaj hasta Budapest, incluyendo las riberas del Danubio, el barrio del Castillo de Buda y la avenida Andrássy. La Perla del Danubio, Budapest, es una de las ciudades más bellas del mundo con majestuosas catedrales, grandes bulevares, teatros y elegantes cafés. Hungría también tiene el segundo lago termal más grande del mundo, el lago Hévíz, y el lago más grande de Europa central, el lago Balaton.

Los vuelos a Hungría aterrizan en el aeropuerto internacional Budapest Ferihegy. Desde aquí, hay vuelos, autobuses y trenes a todos los países vecinos, lo que hace que sea un punto de partida ideal para continuar viajando.

Busca y compara: vuelos baratos a Hungría

Volver arriba

Clima en Hungría

Hungría es más visitada durante el verano, cuando el clima es más cálido y todas las atracciones están abiertas. El tiempo en primavera y otoño puede ser muy agradable, pero las temperaturas bajan hasta alrededor de 9˚C. Durante el invierno las temperaturas se acercan al grado de congelación, mientras que la lluvia es habitual durante todo el año.

Volver arriba

Cuándo volar a Hungría

Temporada alta:

La temporada alta en el lago Balaton y en la mayoría de las zonas rurales es durante los meses de verano, de junio a agosto. El clima es generalmente bueno.

Budapest es un destino de todo el año, incluso a pesar de las bajas temperaturas en el invierno. Hay un gran número de atracciones de interior para visitar y la ciudad con nieve es muy pintoresca.

Temporada baja:

Fuera de Budapest, hay poco turismo en los meses de invierno. Algunos encuentran la temporada baja en Balaton más atractiva que la temporada alta, ya que los meses fríos de invierno acogen diversas actividades que tienen lugar en el lago, como la natación en el hielo. Los vuelos a Hungría y el alojamiento es probable que sean más baratos durante los meses de invierno.

Volver arriba

Cómo moverse por Hungría

Tanto en las principales ciudades como en zonas rurales, el transporte es excelente. En Budapest puedes coger el metro, el tranvía o el autobús y los taxis son relativamente baratos.

El servicio de autobuses en Budapest se extiende por toda la ciudad. Hay autobuses de larga distancia o servicios de ruta corta entre dos ciudades. Ambos son baratos, fáciles de usar y relativamente rápidos.

El servicio ferroviario es bueno, aunque la red no es tan grande como la de autobuses. Si piensas en viajar un largo camino por tren, opta por comprar un pase y ahorrarás mucho dinero en billetes.

Volver arriba

Información sobre Hungría

Eger tiene dos principales atractivos para el turista: su espectacular castillo del siglo XIII y el mejor vino tinto de Hungría, el Egri Bikavér (Sangre de Toro de Eger). Después de recorrer el castillo, tómate algún tiempo para degustar el vino. Lo encontrarás en todos los restaurantes de la ciudad, pero será más divertido visitar una de las numerosas bodegas que vende vino directamente del barril. Lleva contigo una botella antigua y pide que te la llenen o sino, simplemente compra una jarra para beber allí mismo. Los precios son bajos, por lo que no debería costarte más de un par de euros.

La popularidad del lago Balatón entre los extranjeros ha crecido en los últimos años. Se trata del lago más grande de Europa Central, a menudo llamado el mar húngaro y sus costas están bordeadas de playas y centros turísticos como si de una auténtica costa se tratase. En sus alrededores encontrarás atracciones culturales para huir del bullicio de la costa. Reserva una excursión de un día para visitar castillos en ruinas como Szigliget, la abadía de Tihany y su casa del ermitaño o la cercana cuenca de Kali y los balnearios termales del lago de Heviz.

Budapest tiene suficientes atractivos como para mantener a cualquier amante de la cultura ocupado durante semanas. Después de visitar sus museos es tiempo para relajarse en uno de sus baños termales, ver el castillo de Buda o escalar al monte Gellért, dejando la noche para explorar la vida nocturna de la ciudad. Los restaurantes y bares de Budapest son legendarios: desde el divertido restaurante Fatal, donde la comida es realmente exquisita y muy sana, a los clubes de jazz, hay comida, bebida y buenos momentos cada noche en cualquier punto de la ciudad.

La cocina húngara está muy lejos de ser delicada y muchos de los visitantes esperan sentirse abrumados por una comida pesada. Y de hecho, a pesar de ser platos contundentes, sus sabores son a menudo de sabor delicado. La carne sigue siendo el ingrediente principal de la mayoría de las comidas, y si eres vegetariano puedes tener dificultades para encontrar platos en el menú. Prueba el guiso de faisán, las bolas de masa hervida, el ganso, el goulash, el salame o cualquier cosa cocinada en pimentón, usado en todas partes para obtener un sabor del país.

El 15 de marzo es el Día Nacional de Hungría, que conmemora la Revolución de 1848. Las fiestas tienen lugar por todo el país y muchas de las más grandes son en la capital. Celebrado desde 1860, este es un evento digno de ver.

¿Aún tienes que reservar alojamiento en Hungría? Con Trivago puedes comparar opiniones y precios de habitaciones de hoteles en Budapest y otras ciudades.

Volver arriba