Saltar al contenido

Vuelos a Islandia baratos – Reserva vuelos a Islandia

24 mayo, 2018

Imagínate que pasas por burbujeantes y cálidas aguas termales cubiertas por una niebla azulada, cascadas golpeando la arena negra rodeadas de escarpados fiordos y todo mientras conduces durante kilómetros en medio de formaciones de lava sin ver ni un alma. Podría ser una imagen de la vida en la Luna o en algún otro planeta todavía por descubrir, pero este fascinante lugar existe en la Tierra y se llama Islandia. Muchos de los viajeros que vuelan hasta Islandia quedan tan encantados con el lugar que prefieren guardar el secreto antes de correr la voz y que otros turistas descubran esta tierra serena y escasamente poblada.

La población de Islandia asciende a poco menos de 300.000 habitantes, la mayoría de los cuales se concentran en su capital, Reykjavik y sus alrededores. Esta efervescente ciudad se está convirtiendo en un destino muy popular y sorprendentemente goza de una gran vida nocturna. Pero la mayoría de los viajeros vienen a disfrutar de un paisaje indescriptible, a bañarse en piscinas naturales de agua caliente, explorar los antiguos yacimientos vikingos o para descubrir el espectacular sol de medianoche.

Busca y compara: vuelos baratos a Islandia

Volver arriba

Clima en Islandia

Como su propio nombre sugiere, Islandia es un país frío. Pero no tan frío como cabría esperar, ya que el clima está regulado por las aguas cálidas de la corriente del Golfo. La temperatura en verano en Reykjavik oscila desde los 5˚C por la noche hasta un máximo de 25˚C durante el día. La temperatura media en enero es de -0,5˚C. El sur es la parte más húmeda del país, pero no suele nevar. Las zonas costeras tienden a experimentar en invierno temporales con mucho viento.

Volver arriba

Cuándo volar a Islandia

Temporada Alta:

Durante los meses de verano hay luz de forma casi continua por lo que es el momento más popular entre los turistas. A principios de la primavera y el otoño se dan largos crepúsculos.

Temporada Baja:

Desde mediados de noviembre hasta finales de enero, en la oscuridad del invierno, el país sólo tiene un par de horas de luz al día. Las auroras boreales son a menudo visibles en otoño y principios del invierno.

Volver arriba

Cómo moverse por Islandia

Hay vuelos domésticos disponibles desde Reykjavik hacia diversos destinos operados por Air Iceland y Eagle Air. Volar, especialmente en invierno, es la forma más fácil, rápida y con frecuencia más barata de moverse por el país.

Iceland Air también conecta con los servicios de autobús para ofrecer viajes a destinos a los que no llegan los vuelos.

Además de volar, la única forma fiable de moverse es en autobús. No hay servicio de trenes en el país y a pesar de la posibilidad de alquilar un coche, no es muy recomendable debido al hielo y a las malas carreteras. La red de autobuses es muy amplia y no hace falta adquirir los billetes por adelantado.

Volver arriba

Información sobre Islandia

Reykjavik es el principal destino turístico en Islandia y ha experimentado un importante aumento de visitantes en los últimos años, todos interesados en ver las maravillas naturales en sus alrededores, tales como géiseres y paisajes volcánicos. Sin embargo, a pesar de su popularidad, ten en cuenta que la mayor parte del turismo se da en verano. Si vas fuera de temporada puedes tener dificultades para encontrar un hotel o un restaurante en el que comer. Si tu viaje no va a ser durante los meses de verano, asegúrate de reservar con antelación.

La cocina islandesa consiste principalmente en tres ingredientes: pescado, pescado y más pescado. Alguna de la mejor pesca del mundo se captura en aguas de Islandia, así que asegúrate de probar los variados platos de marisco. Tampoco te pierdas otras especialidades locales, como el skyr, un tipo de yogur que a menudo se come de postre; los crepes islandeses o el porramatur, la comida tradicional islandesa, que incluye delicias gastronómicas tales como los testículos de carnero y el tiburón podrido.

Hay muchos recorridos a motor por la nieve para explorar los glaciares. Uno de los lugares más populares para visitar es el volcán Snæfellsjökull, cubierto por un glaciar. Es aquí donde Julio Verne situó la entrada de su Viaje al centro de la Tierra.

Fácilmente accesible desde Reykjavik está el balneario de Laguna Azul, con aguas geotermales en una formación de lava. Además de las cálidas aguas que se supone que mejoran la salud y tienen efectos positivos sobre la piel, hay una cascada, un baño de vapor dentro de una cueva de lava y una sauna.

Las espectaculares auroras boreales a menudo pueden verse en otoño y principios del invierno en el noreste de Islandia. Este es también el momento en que el sol no sale por el horizonte y hay 24 horas de oscuridad. Si quedarse en las regiones del norte con la esperanza de ver las conocidas como Luces del Norte no te basta, siempre puedes hacer escapadas de tres o cuatro días a Reykjavik.

Visita el Gran Géiser en el valle de Haukadalur para disfrutar la espectacular vista de las aguas termales en erupción, que llegan hasta los 60 metros de altura. El cercano géiser Strokkur erupciona con más regularidad, hasta una altura de unos 20 metros. También cerca está la cascada en dos saltos de Gullfoss.

Volver arriba