Saltar al contenido

Vuelos a Lisboa baratos – Reserva vuelos a Lisboa

27 mayo, 2018

Lisboa, la capital de Portugal, está situada entre siete colinas y tiene vistas al río Tajo. Es una antigua ciudad con encanto, que se plasma tanto en la Alfama, la parte árabe de la ciudad que sobrevivió al terremoto de 1755, como en la Baixa, que quedó destruida después del terremoto y fue reconstruida con el elegante estilo del siglo XVIII.

Belém, el barrio histórico, está a orillas del río y desde aquí partieron muchos exploradores. La hermosa Torre de Belém, el impresionante monasterio de los Jerónimos y el Monumento a los Descubrimientos se encuentran aquí. También podrás probar la especialidad de Lisboa, las tortitas de crema. La Antiga Confeitaria de Belém mantiene el secreto de la receta desde 1837.

El Bairro Alto es el centro cultural, un barrio animado lleno de clubes de fado, restaurantes y bares. Una de las mejores cosas que tiene Lisboa es moverse por la ciudad. Hay funiculares y un teleférico que conecta la parte baja de Lisboa con la parte alta. El tranvía número 28 va de Baixa a Campo Orique, pasando por los barrios de la Alfama y la Graça.

Busca y compara: vuelos baratos a Lisboa

Volver arriba

Clima en Lisboa

Lisboa tiene veranos cálidos con temperaturas normalmente alrededor de los 25ºC, mientras que los inviernos son húmedos y ventosos, con temperaturas alrededor de los 10ºC. Incluso en los meses más fríos la temperatura raramente llega a bajo cero, aunque la lluvia puede dar sensación de más frío. Los meses más calurosos son julio y agosto y los más fríos entre diciembre y febrero.

Volver arriba

Cuándo volar a Lisboa

Temporada alta:

Los turistas empiezan a llegar con la primavera y el flujo de personas continúa hasta el otoño. El momento más agitado de la temporada es de mediados de junio a agosto, cuando los precios también llegan a su punto más alto. Otra fecha de alta ocupación es el carnaval, en febrero o marzo, cuando los precios son tan altos como los del verano.

Temporada baja:

A principios de primavera, finales de otoño y en invierno podrás encontrar más fácilmente vuelos baratos a Lisboa y también tarifas reducidas en los hoteles. El veranillo de San Martín de finales de septiembre hasta principios de octubre es un buen momento para visitar la ciudad.

Volver arriba

Cómo llegar al centro de Lisboa

El número 91 del Aerobus Carris opera cada día desde las 7:45 hasta las 20:45 horas, conectando el aeropuerto de Lisboa con el centro de la ciudad. Puedes comprar los billetes dentro del autobús y son también válidos para un día en la red de autobuses y tranvías. Hay un servicio de autobuses que opera entre el aeropuerto y las estaciones de Estoril y Cascais. Las paradas de taxis se encuentran fuera, en las áreas de salidas y llegadas. Ten en cuenta que las tarifas son un 20% más altas los fines de semana, días festivos y por la noche.

Volver arriba

Cómo moverse por Lisboa

El centro de Lisboa es fácil de explorar caminando. Sin embargo, con el calor del verano, es posible que prefieras utilizar el funicular o el teleférico para desplazarte por las empinadas colinas.

El transporte público incluye el metro, autobús, tranvía, funicular y teleférico. La forma más rápida de moverse es el metro, que cubre la mayor parte de la ciudad. Es mejor coger alguno de los vagones viejos. El transporte público en general y especialmente el metro, está muy concurrido en hora punta, momento en el que también los carteristas aprovechan para viajar.

Si vas a estar alrededor de una semana en la ciudad, vale la pena que compres los abonos de transporte público con viajes ilimitados para los días que elijas. La tarjeta Lisboa Card ofrece viajes ilimitados en toda la red de transporte público y entrada gratuita a numerosos lugares de interés.

Los taxis son abundantes y posiblemente los más económicos de Europa.

Volver arriba

Información sobre Lisboa

La Alfama es el barrio más antiguo de Lisboa y tiene una disposición similar a la kasbah, con calles estrechas y pequeñas plazas. Su mayor atracción es el Castillo de San Jorge, confiscado a los moros en el siglo XII y posteriormente convertido en residencia de los Reyes de Portugal. Cayó en desuso durante siglos, pero fue renovado en 1938.

La Catedral de Lisboa es de construcción sencilla, sin embargo te asombrará su hermoso rosetón de vidrio.

Varios exploradores portugueses partieron de Belém, y es por ello que se construyó allí el Monumento a los Descubrimientos en 1960. Tampoco puedes perderte la Torre de Belém y el el Mosteiro dos Jerónimos.

Baixa es el centro comercial de la ciudad, completamente reconstruido después del terremoto de 1755. Es una zona popular con muchos cafés y restaurantes.

La iglesia de São Roque fue fundada por los jesuitas en el siglo XVI. Su fachada es sencilla, pero en su interior hay varias capillas: la de San Juan Bautista está decorada con oro, plata, marfil, pórfido, ágata y lapislázuli.

El Museu de Artes Decorativas exhibe muebles, joyas y porcelanas que datan de los siglos XV al XIX.

El Ponte de Vasco da Gama, que cruza el río Tajo, es el puente más largo de Europa.

El Museo Nacional de Carruajes tiene una de las mayores colecciones de carruajes reales del mundo.

El Palacio da Ajuda fue destruido por un incendio en 1795 y reconstruido en el siglo XIX como residencia real. Sus habitaciones son lujosas con papel pintado de seda y porcelana de Meissen. Tras la proclamación de Portugal como república, se convirtió en museo.

Si quieres encontrar hostales baratos en Lisboa, en la web HostelBookers podrás elegir entre cientos de hostales, albergues y hoteles al mejor precio.

Volver arriba