Saltar al contenido

Vuelos a Múnich baratos – Reserva vuelos a Múnich

1 junio, 2018

Múnich ha sido tradicionalmente una ciudad para las artes y la ciencia, pero es quizá incluso más conocida por el Oktoberfest. La mundialmente famosa fiesta de la cerveza se celebró por primera vez en 1810 para conmemorar la unión del príncipe heredero Ludwig con la princesa Therese. Pero, aparte de inmensas jarras de cerveza, la capital de Baviera tiene muchas otras cosas que ofrecer.

Bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial, Múnich fue reconstruida meticulosamente. Entre los principales lugares de interés turístico se incluye el Jardín Inglés, uno de los parques públicos más grandes del mundo o la Marienplatz, donde se encuentran el ayuntamiento viejo y el nuevo, así como una estatua dorada de la Virgen María. En la torre del nuevo ayuntamiento, el Glockenspiel o carillón representa cada día dos acontecimientos de la historia de Múnich (una boda real y la danza de los toneleros), mientras sus 43 campanas acompañan la escena con melodías populares. El lugar de nacimiento de Ludwig II es el espléndido palacio de Nymphenburg, mientras que la gran Ludwigstrasse es una de las cuatro grandes avenidas de la ciudad.

Múnich está muy bien situado si se desea viajar a las estaciones de esquí de Alemania y Austria. Los vuelos baratos aterrizan en el aeropuerto de Múnich, centro estratégico de la aerolínea nacional Lufthansa, y al que también opera Air Berlin.

Busca y compara: vuelos baratos a Múnich

Volver arriba

Clima en Múnich

Los veranos son cálidos y con tormentas eléctricas. Julio y agosto son los meses más calurosos, con temperaturas alrededor de los 20ºC. Los inviernos son fríos con nevadas ligeras y temperaturas por debajo de cero entre diciembre y febrero. La localización de Múnich, cerca de los Alpes, produce algunas fluctuaciones climáticas inusuales. Los vientos del suroeste pueden traer temperaturas cálidas unos pocos días al año en otoño e invierno. Por el contrario, en primavera y verano los vientos del noroeste pueden traer frío alpino, haciendo que las temperaturas bajen inusualmente y produciendo lluvia e incluso nieve.

Volver arriba

Cuándo volar a Múnich

Temporada alta:

La temporada alta de turismo en Múnich va de mayo a septiembre. La afluencia de visitantes vuelve a subir en octubre con el Oktoberfest. La celebración del Carnaval antes de cuaresma es también muy popular.

Temporada baja:

De abril a mayo y de septiembre a octubre son buenas épocas para visitar Múnich y el clima es bastante agradable. Entre noviembre y marzo el tiempo es frío y suele estar nublado, pero hay muy pocos o casi ningún turista en la ciudad. Este es un buen momento para buscar vuelos baratos a Múnich y disfrutar de las actividades culturales.

Volver arriba

Cómo moverse por Múnich

Es fácil moverse por Múnich sin gastar demasiado. Los trenes de cercanías circulan por toda la ciudad y también por los alrededores. Puedes desplazarte por la ciudad en autobús o en cualquiera de los muchos taxis. El S-Bahn o metro tiene paradas en todos los puntos destacados de la ciudad y opera desde las 5:00 de la mañana hasta la 1:00 de la madrugada. Si sales hasta tarde, coge alguno de los trenes o autobuses que funcionan toda la noche.

Volver arriba

Información sobre Múnich

El Oktoberfest se celebra entre finales de septiembre y principios de octubre. Comenzó como un desfile por el matrimonio del rey Luis I y Teresa de Baviera. El desfile va desde la calle Maximilian hasta la Oktoberfest y el inicio oficial de la fiesta es cuando el alcalde el primer barril de cerveza abre a las doce en punto.

El Palacio de Nymphenburg es la residencia de verano de los gobernantes de Baviera. Está rodeado de jardines y allí también podrás disfrutar de las pinturas encargadas por Luis I. Con ellas intentaba demostrar que las mujeres comunes eran tan atractivas como las damas de la aristocracia.

El Jardín Inglés es el parque público urbano más grande de Múnich y ofrece una gran cantidad de lugares de interés, como el jardín de la cerveza en el “Chinesischer Turm”.

No te pierdas el precioso Amalienburg, un pabellón de caza de un único piso construido para la princesa María Amalia.

El Museo BMW es para los aficionados a los coches. La exposición “horizontes del tiempo” exhibe desde los deportivos históricos hasta automóviles y motocicletas futuristas, pasando por prototipos legendarios. El museo investiga también en temas tales como métodos alternativos de propulsión, el reciclaje y la gestión del tráfico.

El Nuevo Palacio de Herrenchiemsee, Neues Schloss Herrenchiemsee, es el Versalles de Luis II de Baviera. El palacio tiene más de 20 salas de estado: la Escalera del Embajador, el Gran Salón de los Espejos, la Alcoba Real… Los jardines de palacio recuerdan también a los de Versalles.

El Königssee es un lago de montaña de color verde esmeralda de unos diez kilómetros de largo, considerado la joya de la región de Berchtesgadener. Desde aquí podrás disfrutar de algunas de las mejores vistas de Baviera.

Volver arriba