Saltar al contenido

Vuelos a Praga baratos – Reserva vuelos a Praga

7 junio, 2018

Praga, la capital de la República Checa, es una de las ciudades más hermosas del mundo. Quien llega a Praga descubre una ciudad de torres coronadas con oro y tejados rojos, puertas decoradas y puentes plagados de estatuas, plazas empedradas y patios amurallados. Es aquí donde reinó el Buen Rey Wenceslao, donde la Primavera de Praga en 1968 fue reprimida y donde se llevó a cabo la Revolución de Terciopelo en 1989. Praga es también una ciudad de pubs donde se sirven cervezas de fama mundial, de opulentos cafés de estilo vienés y de casas tradicionales de cerveza donde se sirve abundante comida checa.

El río Vltava divide la ciudad en dos partes: Stare Mesto es la ciudad vieja y Mala Strana el barrio pequeño. Datado del siglo XIV, el Puente Carlos cuenta con 30 estatuas de santos, incluyendo San Wenceslao, y conecta las dos partes de la ciudad.

Stare Mesto es el asentamiento original, donde se encuentran algunos de los lugares de mayor interés: la Plaza de la Ciudad Vieja donde se erige el antiguo Ayuntamiento con la torre del reloj astronómico, la iglesia de San Nicolás o la iglesia gótica de Nuestra Señora de Týn.

El Castillo de Praga y Mala Strana se encuentran en el otro lado del río. El castillo tiene tres patios y la catedral gótica de San Vito. Los cambios de guardia se efectúan cada hora con una ceremonia especial en el cambio del mediodía.

Busca y compara: vuelos baratos a Praga

Volver arriba

Clima en Praga

El clima en Praga puede cambiar rápidamente. Los veranos tienen temperaturas que oscilan alrededor de los 20ºC, pudiendo ser tanto cálidos y pegajosos como fríos. Los inviernos son suaves, con temperaturas alrededor de los cero grados. Aunque la nieve es rara, también lo son los días soleados en enero y febrero. Julio es el mes más lluvioso y febrero el más seco.

Volver arriba

Cuándo volar a Praga

Temporada alta:

La temporada turística va de primavera a otoño. Praga está llena de turistas durante julio y agosto, cuando la mayoría de sus habitantes salen de la ciudad por vacaciones.

En mayo, el Festival de Música Clásica de Praga atrae a músicos y amantes de la música de todo el mundo. Navidad y Semana Santa son también periodos concurridos en la ciudad.

Temporada baja:

Muchos lugares de interés están cerrados de noviembre a marzo y los días pueden ser grises.

Una de las mejores épocas para visitar la ciudad es septiembre y octubre, cuando no hay tanta gente y hay más oportunidades de encontrar vuelos baratos.

Volver arriba

Cómo llegar al centro de Praga

Los minibuses de la compañía Cedaz salen con regularidad hacia el centro de la ciudad desde el aeropuerto, pudiendo incluso llevarte a tu hotel. El autobús Airport Express es la forma más rápida de llegar a las diferentes estaciones de tren de la ciudad. Los autobuses públicos cuentan con servicios regulares a todas las zonas de Praga, pero solo es recomendable que los utilices si conoces bien la ciudad.

Volver arriba

Cómo moverse por Praga

La red de transporte público en Praga es económica y eficiente, pudiendo comprar billetes para uno, tres o siete días. Una forma económica de ver la ciudad es utilizar los tranvías y autobuses, aunque eso sí, si no te importa ir hacinado ni recibir codazos. Para ver la ciudad desde la colina de Petrin, coge el funicular.

Con sus puentes, calles empedradas y centro histórico, Praga es una ciudad preciosa para pasear. No hay ninguna necesidad de conducir. El tráfico está siempre congestionado, los tranvías tienen preferencia y resulta difícil encontrar dónde aparcar.

Ten cuidado si vas a coger un taxi, ya que muchos conductores se aprovechan de los turistas. Lo mejor que puedes hacer es llamar a una de las empresas de taxis y acordar siempre la tarifa por adelantado.

Volver arriba

Información sobre Praga

El Puente Carlos data del siglo XIII y es uno de esos lugares que no te puedes perder.

Estatuas: San Wenceslao, el héroe nacional checo asesinado por su hermano hace más de 1.000 años, tiene una estatua en la Plaza Wenceslao. Desde allí, la mayor parte de las atracciones turísticas de Praga se encuentran a un breve paseo. Visita la estatua de bronce de Franz Kafka en Dusni o calle Espíritu Santo. Su tumba se encuentra en el nuevo cementerio judío.

La Colina de Petrin cuenta con la Torre de Petrin, una versión más pequeña de la Torre Eiffel. Hay un funicular que sube hasta la cima.

El barrio judío de Praga fue el gueto judío más grande de Europa y muchos de sus residentes murieron durante la Segunda Guerra Mundial. Entre los lugares de interés que deberías visitar están el antiguo cementerio judío, que data de 1478; la sinagoga Pinkas, fundada en 1479; la sinagoga Klausen, finalizada en 1694; la iglesia de Espíritu Santo y el Rudolfinum, construido en siglo XIX y sede del Parlamento checoslovaco durante el periodo de entreguerras. Hay excursiones que muestran la historia del barrio.

Parizska es la famosa avenida de tiendas que atraviesa Josefov desde la parte antigua hasta el Puente Chechuv. Los grandes diseñadores de la moda están aquí: Louis Vuitton, Dior, Moschino… Visita Havelsky, un mercado donde encontrarás frutas, hortalizas y recuerdos.

El castillo de Praga está situado en el parte superior de Hradcany. En su interior puedes encontrar la capilla de San Wenceslao, parte de la Catedral de San Vito donde descansan los restos del Buen Rey Wenceslao; el jardín Real; el Palacio Real de Verano y el Callejón de Oro, donde se encuentran las pequeñas casas donde vivían sirvientes del castillo, orfebres y tiradores. Franz Kafka vivió en el número 22 entre 1916 y 1917.

El parque Stromovka, datado del siglo XVI, era una reserva de caza en tiempos de Rodolfo II. Se trata un hermoso sitio en el que alejarse del bullicio de la ciudad.

Volver arriba