Saltar al contenido

Vuelos a Viena baratos – Reserva vuelos a Viena

16 junio, 2018

Siglos atrás ya existía en Viena una floreciente cultura del café, donde músicos como Beethoven y Mozart tocaban, y escritores y poetas, así como gente corriente se reunían para tomar café, comer gebaeck (pasteles), leer los periódicos y discutir los temas del día.

Si algunas de estas cafeterías con sus relucientes lámparas de araña y su terciopelo rojo te parecen palacios, no son nada en comparación con los palacios reales de Viena. La majestuosa capital de Austria fue el centro del Imperio de los Habsburgo durante más de 600 años y cuenta con Hofburg (palacio de invierno), Schönbrunn (palacio de verano) o la Escuela Española de Equitación, donde viven los famosos caballos lipizzaner.

Los museos más importantes para visitar son el Kunsthistorisches, con la cuarta mayor colección de arte del mundo; el Belvedere, que exhibe colecciones de Gustav Klimt y Egon Schiele; y el Museo de Sigmund Freud, en la calle Berggasse 19. El Naturhistorische es conocido por ser el mejor museo de historia natural del mundo.

Si vuelas a Viena aterrizarás en su aeropuerto internacional. Reserva tu vuelo con anterioridad e intenta ir más de una sola vez, ya que entre la comida y la bebida y la música, la cultura y la historia un único viaje a Viena probablemente no será suficiente.

Busca y compara: vuelos baratos a Viena

Volver arriba

Clima en Viena

Los inviernos en la capital austriaca son fríos y los veranos cálidos. La lluvia es suave y solo hay alrededor de nueve días de lluvia o nieve al mes. Los meses más fríos son entre noviembre y febrero y las temperaturas pueden bajar hasta -5ºC en enero y diciembre. El buen tiempo comienza en Semana Santa y dura hasta mediados de octubre. Julio y agosto, son los meses más calurosos con temperaturas que alcanzan los 25ºC. El föhn, un viento cálido proveniente de Italia que llega a través de los Alpes, es conocido por provocar cambios de humor.

Volver arriba

Cuándo volar a Viena

Temporada alta:

La temporada alta en Viena va de abril a octubre, siendo julio y agosto los meses de mayor afluencia. La temporada de deportes de invierno también está muy concurrida y muchos austriacos visitan la ciudad durante Navidades, Año Nuevo y Semana Santa. Tendrás que reservar con antelación si quieres volar en estas fechas

Un momento ideal para visitar Viena son los meses de junio y septiembre debido al buen tiempo, aunque la ciudad sigue estando muy concurrida.

Temporada baja:

Desde el final de la primeva hasta el principio del verano, y desde finales de otoño hasta comienzo de invierno el clima es todavía bastante agradable para viajar y hay menos demanda de alojamiento, que es más económico, así como para conseguir una mesa en los restaurantes.

Volver arriba

Cómo llegar al centro de Viena

La opción más barata y rápida para llegar a la ciudad desde el aeropuerto es el bus. También puedes elegir el tren o coger un taxi.

Volver arriba

Cómo moverse por Viena

El metro, el tranvía y el sistema de autobuses de Viena es la mejor manera de moverse por la ciudad, tanto si quieres visitar el centro histórico como los bosques de Viena. Los billetes son más baratos si se compran por anticipado en los estancos. Existen diferentes tipos, con descuentos que permiten viajes ilimitados dentro de un período específico e incluso con reducciones para algunas atracciones.

Con más de 150 kilómetros de carril bici, la bicicleta es el modo de transporte habitual de muchos vieneses durante el verano. Son fáciles de alquilar y están permitidas en algunos vagones del metro o U-Bahn durante determinadas horas de lunes a viernes y por una tarifa reducida. Durante los fines de semana de julio y agosto no hay que pagar a mayores por las bicicletas.

Los “fiakers”, carruajes tirados por caballos, son otra forma clásica de hacer turismo. La longitud del paseo y la tarifa se negocian por adelantado. Con respecto a los taxis, puedes pararlos por la calle, cogerlos en una parada o llamarlos por teléfono, aunque esto tendrá un coste adicional.

La eficiencia del sistema de transporte público hace que la conducción sea innecesaria. El aparcamiento es muy limitado, las calles son de sentido único y el tráfico suele estar congestionado. Si quieres alquilar un coche, hay un cargo extra por alquilarlo en el aeropuerto en lugar de en la ciudad y ten en cuenta que está prohibido tocar el claxon en ciudad.

Volver arriba

Información sobre Viena

El espectacular palacio imperial de Schönbrunn es uno de los principales puntos turísticos de la ciudad. Tiene 1.441 habitaciones y fue construido entre 1696 y 1712. Se construyó con la idea de competir con Versalles, pero el presupuesto austriaco no era tan alto como el de Francia. El complejo incluye una imitación de ruinas romanas, una orangerie, un zoológico y un laberinto. Es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

El palacio oficial de Hofburg era la residencia de invierno en contraposición a Schönbrunn, residencia de verano. Cuenta con grandes colecciones de museos, las oficinas del presidente de Austria, un centro internacional de convenciones, el espacio donde actúan los caballos lipizzan de la Escuela Española de Equitación, así como la capilla donde los Niños Cantores de Viena cantan misa los domingos y los días festivos.

Los sementales lipizzan son considerados como los caballos clásicos de carreras más antiguos de Europa. Los domingos por la mañana tiene lugar su número semanal, pero puedes ver los ensayos en las mañanas de martes a sábado.

El Naschmarkt es una zona encantadora fuera del centro de Viena llena de cafés y pequeñas tiendas donde los sábados por la mañana montan un mercadillo.

La catedral de San Esteban es donde Mozart se casó en 1782. Lamentablemente, tan solo nueve años después, en 1791, fue donde también se celebró su funeral.

El número 5 de la calle Domgasse es el único de los apartamentos de Mozart que aún existe. Vivió aquí entre 1784 y 1787. En 2006 abrió sus puertas como la Casa de Mozart en Viena: un centro nuevo dedicado a la vida y obra del artista, pero que conserva la vivienda original. También hay una cafetería, una tienda y un área para eventos.

La Karlskirche, iglesia de San Carlos, es una de los templos barrocos más destacados al norte de los Alpes.

Viena tiene muchos parques hermosos como el Türkenschanzpark, uno de los más grandes y conocido por sus plantas botánicas, el Stadtpark y el Volksgarten. El Belvederegarten es excepcional y en él se levanta el palacio barroco de Belvedere.

Volver arriba