Saltar al contenido

Vuelos Roma low cost. Buscador de vuelos baratos a Roma. Viajes y Hoteles Roma

25 marzo, 2018

Coliseo Roma

Visitar Roma

Los vuelos Roma son sobre todo un paseo por la historia de esta ciudad. La capital italiana está llena de monumentos que quedan como testigos de la civilización romana, lo que le valió ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.Pero además de eso, el que se haya desarrollado en torno a ella una importante industria del turismo, hace que la ciudad sea especialmente hospitalaria para todo tipo de visitantes que se quieran acercar a descubrirla, sean cuales sean sus inquietudes y gustos.El clima de Roma, típicamente mediterráneo facilitan esa afluencia de turistas, ya que sus temperaturas se mantienen suaves durante todo el año, siendo especialmente agradables entre los meses de abril y junio y de septiembre a octubre, en lo que se conoce como el ottobrata, cuya traducción es el hermoso día de octubre, y que se caracteriza por días soleados y cálidos.

Lugares de interés en Roma

Si hay algo que los caracteriza a los vuelos Roma es la gran cantidad de sitios de interés que ver y visitar. Junto con los museos, en Roma hay muchos monumentos que la han convertido en una ciudad de grandes riquezas históricas y artísticas. Durante muchos años fue la ciudad por excelencia de las artes .

Ruinas y monumentos romanos. Son las obras más visitadas durante los vuelos a Roma. Los monumentos que han quedado en pie desde la civilización romana son los que más interés suscitan entre los turistas como es el caso del Coliseo, las ruinas del foro romano o la Domus aurea. Todo este tipo de construcciones datan del periodo comprendido entre el siglo VIII a. C. y el II d. C., con lo que la antigüedad de estos monumentos los hace aún más grandioso. De todos ellos el Panteón de Agripa es uno de los más famosos, un templo dedicado a todos los dioses romanos y construido en el siglo I.

Monumentos del Renacimiento y el Barroco: de estos períodos artísticos derivan muchos de los monumentos conservados en Roma y que siguen siendo parte importante del urbanismo de la ciudad. Es el caso de casi todas las plazas con las que cuenta la ciudad como la Plaza Navona o la del Populo. El templo de San Pedro Vaticano y su plaza de San Pedro, también fueron edificados en este periodo y constituye tanto un lugar de peregrinaje para los creyentes cristianos como una curiosidad histórica que no hay que perderse en los vuelos a la ciudad.

Museos de Roma.

Los museos de esta ciudad italiana son destino de muchos de los vuelos a Roma realizados por los turistas más cultos. Como es lógico, Roma posee muchos museos a los que han ido a parar gran cantidad de artículos y obras rescatadas de los yacimientos arqueológicos de la ciudad. Uno de lo más importantes y que recoge piezas fundamentales de la primera civilización de Roma, es el Museo Nacional Etrusco. Respecto a antigüedades del mundo romano destaca el Museo de las Termas, mientras que los Museos Vaticanos, la Galería Nacional de Arte Antiguo y el Palazzo Pamphili, contienen importantes muestras del arte del renacimiento y el barroco en la ciudad.

Moverse por Roma

Roma es posible recorrerla a pie. De hecho es la forma más recomendable de realizar la visita durante los vuelos a la ciudad, ya que eso permite descubrir todos los rincones interesantes que guarda.

Aún así, dispone de suficientes medios de transporte para los que prefieren desplazarse directamente de un punto a otro, siendo el metro una de las mejores opciones en este caso. Aunque el metro de Roma es relativamente sencillo si lo comparamos con el de otras capitales europeas como Londres o Madrid, es más que suficiente tanto para los habitantes de la ciudad como para los turistas. Dispone tan sólo de dos líneas con las que se pueden acceder a casi todos los puntos de interés del entorno urbano.

El servicio de transporte de autobús urbano es más amplio, con cerca de 240 líneas con las que se conectan todas las zonas de Roma, siendo por tanto el servicio más completo, aunque también el que más quejas recibe respecto a su exactitud de horario y masificación. Para los turísticas existen un tipo de autobuses especiales con los que se podrá recorrer toda la capital en tours preparados. Los dos más populares son el de 110 City Tour, con una duración de dos horas y media y el Archeobus, con el que se recorre la Vía Apia.

Como curiosidad, es corriente que haya empresas especializadas en el alquiler de motorinos, las tradicionales vespas con las que recorren toda Roma al estilo de Audrey Hepburn. Es uno de los más típicos transportes, pero con el que más cuidado hay que tener dadas las condiciones del tráfico en Roma.

Fiestas en Roma

La vida nocturna romana es otro de los atractivos de la ciudad, ya que el ambiente festivo y alegre de los fines de semana, se extiende a casi todas las calles de la ciudad. Lo más habitual es empezar la noche con un aperitivo que se toma en torno a las 19.00 o las 20.00 h. y que se sirve en casi todas las cafeterías romanas, siendo por lo general una copa de vino.

Lo normal en las discotecas es pedir un combinado que suele estar en la carta del mismo local, por lo que no es común pedir un ron con cola o vodka con naranja tal y como se hace en España. Es mejor atenerse a las bebidas que ofrece la discoteca en cuestión.Otra de las grandes diferencias con respecto a nuestro país, es que en Roma no es habitual el concepto de after hours y lo común es que las discotecas cierren hacia las 3.30 o las 4.00 de la madrugada. Aún así una noche de fiesta por Roma siempre será una experiencia única para los turistas.

Comida en Roma

Una vuena parte de los vuelos Roma tienen como fin el disfrutar de la buena gastronomía de Roma. Es imprescindible comer la tradicional pizza italiana, aunque existen otras muchas especialidades que vale la pena probar. La carne toscana, por ejemplo, es muy famosa en la ciudad, por su sabor y calidad, siendo el plato más típico el de la salchicha romana en sus dos variantes, picante o no picante.

La pasta es uno de los platos más famosos de esta ciudad, cocinados en todas sus variantes, aunque la forma de prepararla es algo distinta a la española ya que, en toda Italia, lo común es hacerla al dente, un poco más cruda de lo acostumbrado. Pero como en toda la cocina mediterránea, la variedad de ingredientes es una constante y también se pueden encontrar deliciosos platos de verduras como las alcachofas al estilo romano y al estilo judío o de pescado como el pescado a la romana.

Entre los postres los más conocidos son los gelattos, helados realizados de una forma única, que se han convertido en un atractivo turístico para la ciudad. En cuanto a las bebidas, lo más degustado son los vinos suaves como el Lambrusco, y el Limoncello un tipo de licor de limón muy dulce que es ideal para después de las comidas.

Si después de ver todo lo que le puede ofrecer Roma está interesado en contratar vuelos Roma , utilice nuestro buscador de vuelos, con el que podrá consultar el vuelo que necesite y conseguir los mejores precios. Si necesita hoteles o alquilar coche, también podrá hacerlo a la vez.