Saltar al contenido

¿Cómo saber si es dolor por gastritis o la vesícula?

El mal abdominal profundo es el síntoma primordial de la inflamación de la vesícula biliar, asimismo famosa como colecistitis, cólico biliar o «ataque de vesícula biliar». Los síntomas acostumbran a manifestarse tras las comidas, singularmente si son rebosantes o ricas en grasas.

Diego Angulo Médico Cirujano de la Facultad Anáhuac. Gastroenterólogo de la Facultad Nacional Autónoma de México. Tiene una subespecialidad en Endoscopia de la UNAM. Certificado por el Consejo Mexicano de Gastroenterología y el Consejo Mexicano de Endoscopia Gastrointestinal. Integrante de la Asociación De america de Gastroenterología (AGA), Sociedad De america de Endoscopia Gastrointestinal (ASGE) Números de teléfono de la oficina del Centro Médico Antes de CristoT. 55-52-72-49-19 / 55-52-71-92-93

Cálculos biliares recurrentes

Los cálculos biliares acostumbran a reaparecer tras un tiempo, más allá de que se hayan extraído. La colecistitis aguda es la complicación más frecuente en pacientes con cálculos biliares. El régimen efectivo y persistente es la extirpación de la vesícula biliar y sus cálculos, o colecistectomía, siempre y cuando provoque afecciones permanentes.

Personas dispuestas a los cálculos biliares

La mayor parte de los mayores son propensos a tener inconvenientes de cálculos biliares; No obstante, este inconveniente se da en mayor medida en mujeres que tuvieron múltiples embarazos o que recibieron tratamientos hormonales a lo largo de un buen tiempo.

Diarrea crónica

Mucho más de 4 evacuaciones cada día a lo largo de por lo menos tres meses puede ser un signo de patología crónica de la vesícula biliar.

El color amarillento de la piel o la ictericia tienen la posibilidad de ser un signo de obstrucción o cálculo en el conducto biliar común. El conducto biliar común es el conducto que va desde la vesícula biliar hasta el intestino angosto.

Inflamación de la vesícula biliar

La inflamación de la vesícula biliar puede considerarse colecistitis. Esto tiene efectos directos y también indirectos y crea otros inconvenientes inflamatorios cerca de la vesícula biliar; Esta inflamación puede ser aguda o crónica, en dependencia de los periodos en los que se presente.

La inflamación crónica es el resultado de una inflamación prolongada o de alta duración. Ocasionalmente, la inflamación puede dañar la vesícula biliar y lograr que pierda su función. Se puede admitir que la vesícula biliar está inflamada en el momento en que hay mal en la parte de arriba derecha, en el medio del abdomen; por último, el área puede ser bastante sensible al tacto.