Saltar al contenido

¿Cuándo aumenta la tarifa de taxi en Capital Federal?

El aumento va a ser escalonado en el mes de septiembre y noviembre y se aúna al aumento ahora efectuado en el mes de abril del año vigente, que encareció el servicio en un 30%. El nuevo porcentaje se aplica tanto al precio períodico como al precio nocturno.

Desde el sábado viajar en taxi va a ser un 20% mucho más costoso: cuesta $20 izar la bandera, según la Federación Metropolitana de Coche Taxis y el Gobierno porteño. Hasta entonces, el token va a tener un valor de $ 2. En este momento la ficha cuesta $1,69 y bajar la bandera cuesta $16,90. A los nuevos valores hay que agregar que el token cuesta un 20% mucho más durante la noche de 22:00 a 06:00 horas. En un caso así, bajar la bandera cuesta $24 y el valor del token es de $2,40.

«Los aumentos en los gastos de los automóviles y el cuidado han incrementado considerablemente más», ha dicho Enrique Celi, presidente de la federación, en afirmaciones a los medios, y resaltó que «el incremento se traslada al salario de los conductores. En este sentido él advirtió: «El día de hoy nos encontramos en una situación bastante dificultosa. Por norma general, la mayor parte de las piezas están atadas al precio del dólar, y eso asimismo perjudica los gastos de operación y cuidado y el valor de los automóviles. «Disponemos un convenio con el incremento de la cuota del gobierno de la región del 20 por ciento desde el 27 de febrero. Lo que debemos tomar en consideración es que nuestra cuota solo subió un 18 por ciento el año pasado, es un incremento pequeño en este momento que se había pedido un incremento del 30 por ciento, pero en el final nos brindaron un incremento del 20%”, ha dicho Celi.

Incremento de taxis en CABA a lo largo de todo el 2022

El último ajuste a los taxis fue en el mes de abril, en el momento en que y también Se acordó un incremento del 20%, este nuevo incremento alcanzó el 30% en el mes de septiembre y el 20% este mes. La resolución fue discutida en audiencia pública a objetivos de agosto, requisito obligación para llevar a cabo la medida, pero no vinculante.

El gobierno de CABA y múltiples fuentes de la industria habían argumentado que el incremento de tarifas era preciso para contrarrestar el incremento de los gastos operativos. Estos se aúnan al cuidado, los costos y el comburente, con una inflación que oscila entre el 6 y el 7 por ciento por mes. «El realineamiento mitigará el encontronazo de los incrementos sufridos», enseña la resolución del gobierno porteño.