Saltar al contenido

¿Dónde vienen los bebés?

Se precisan 2 cosas para llevar a cabo un bebé, un espermatozoide y un óvulo. El hombre hace el esperma en su cuerpo y la mujer hace el óvulo en el de el. Tanto los espermatozoides como los óvulos son pequeñísimos.

De qué forma argumentar ciertas cosas

Según la edad de los pequeños va a haber que amoldar la charla a su entendimiento, pero va a haber que realizar claro, que un bebé piensa que es un hombre y una mujer con el permiso de los dos y que han de ser mayores de edad para lograr reproducirse. Los pequeños tienen que comprender que tener bebés es algo que solo los mayores tienen la posibilidad de llevar a cabo, pero que debe hacerse con la gente que amas (no abuelos, tíos o hermanos…).

Una manera propia de argumentar o sea diciendo cosas como: “Papá tiene una semillita que le pone en los óvulos a mamá, y de este modo comienza a formarse un bebé en el vientre que medra y a los nueve meses la mamá dará a luz a ella a través del parto.

Según la edad

La curiosidad sexual es con perfección habitual a cualquier edad, con distintas matices conforme se avejenta. Puede ser risa, vergüenza, interés, rechazo, etcétera. Si el niño está ya listo para realizar cuestiones, usted ha de estar listo para contestar.

  • 2-3 años: Es esencial enseñarles los nombres de las partes mucho más íntimas del cuerpo.
  • 3-4 años: Tienen la posibilidad de aparecer inquietudes. En esta etapa es recomendable contarle una analogía como la del semen y el óvulo y que interactúe con mujeres embarazadas que logren sentir al bebé, etcétera. Es a la perfección habitual que el resto se toquen los genitales. Tienen que estudiar lo que está bien y lo que no, con relación a los límites de cada familia. Es esencial explicarles que ninguna otra persona debe tocar sus partes íntimas.
  • Entre 5-6 años: Comienzan unas cuestiones mucho más concretas. No poseas temor de llamar a todo por su nombre. Ciertos libros tienen la posibilidad de ser útiles para argumentar de qué forma se hacen los bebés.
  • 7-8 años: Tiendes a ser mucho más siendo consciente de tu cuerpo y de las diferencias físicas entre pequeños y pequeñas. Es conveniente charlar del pene y la vagina con absoluta claridad.
  • 9-diez años: Tienes ideas sobre sexo, así sea de progenitores, escuela o amigos/internet. Es esencial enfatizar cuestiones de valor similares con el sexo en dependencia de cada padre, similares con el nivel de madurez y amor de quienes sostienen relaciones íntimas.

Educación sexual: desde el nacimiento

La educación sexual no entiende únicamente el saber del comportamiento sexual, sus alegrías y peligros. La educación sexual debe integrar primero educar a admitir y saber nuestro cuerpo.

De ahí que es esencial que tras el nacimiento del bebé tratemos su cuerpo como un todo. Un bebé no posee una sexualidad creada como la comprendemos los mayores, ni muchísimo menos, pero sí un cuerpo que examinar y estudiar para crearse como sujeto.

En algún momento todos y cada uno de los pequeños se hacen una pregunta que pone alterados a varios progenitores: ¿De dónde vienen los bebés?

Unos pequeños lo preguntan por curiosidad y para comprender de qué forma llegaron al vientre de su madre, otros lo preguntan en el momento en que se enteran de que un hermano está en sendero. Entonces, en el momento en que llegue ese instante, o si quiere prepararse para en el momento en que su pequeño lleve a cabo el interrogante, aquí hay ciertos avisos que puede proseguir para contribuir a argumentar de dónde vienen los bebés: