Saltar al contenido

¿Por qué Vaca Muerta se llama así?

Este interesante nombre le fue dado en 1931 por el estadounidense Hables Edwin Weaver (1880-1958), doctor en geología y paleontología, quien descubrió que está en toda la Sierra de Vaca Fallecida.

Vaca Fallecida es la mayor apuesta de Argentina. De esta forma el país va afianzando una matriz energética fósil pero sin poder el autoabastecimiento, prosigue gastando dólares americanos en importaciones y no hay confort general en las ubicaciones mineras. Hasta entonces, las agendas públicas minimizan de manera sistemática los impactos socioambientales del fracking y no muestran elecciones a este megaproyecto. El papel estructural de los hidrocarburos y la urgencia de hacer nuevos horizontes que integren límites biofísicos fuerzan a la izquierda a lidiar con estos temas y creaciones.

La guerra de Ucrania, las limitaciones al incremento de la producción por la parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y el progreso global hacia las energías extremas semejan determinar un horizonte de costos energéticos superiores. El barril de en torno a cien dólares estadounidenses -y el prominente valor del gas licuefactado- están reviviendo el sueño que en este momento extiende el ministro de Economía, Sergio Massa, de realizar de la Argentina una capacidad exportadora. Una vuelta a la agenda de los años 90 (1996-2003) en los que se edificaron diez gaseoductos transfronterizos.

¿Por qué razón tiene por nombre de este modo? ¿Cuál es el origen del nombre?

Se le dio este nombre pues en uno de sus lados cerca de Zapala hay una sierra que transporta exactamente el mismo nombre y de ahí se tomó la designación. Para entender qué es lo que significa, deberíamos preguntar a nuestros ancestros. Pero sobre la capacitación de los depósitos, ciertos comentan que proyectan el contorno de una vaca recostada en un mapa.

¿Puedes llamarlo «reservorio»? El término acertado no es vaca fallecida «reservorio», sino ha de ser «capacitación». Por el hecho de que los reservorios son todas las trampas estratigráficas, así sean combinadas o estructurales, que acabarán llevando el nombre y la sigla del pozo. La palabra «lutita» asimismo se utiliza de manera frecuente para referirse a la capacitación de la roca, si bien ese término es algo impreciso o se presta a la discusión pero en este momento es sin importancia.

Una aceptable ocasión

“Vaca Fallecida tiene unas condiciones muy particulares. Es un propósito que llama la atención en el mundo entero, en caso contrario sería irrealizable que las considerables compañías viniesen y se hiciesen con el control”, afirma. Pero el campo de los hidrocarburos, como todos los otros, no escapa a los matices. “Transcurrido el tiempo”, añade el geólogo, se mencionó que Vaca Fallecida nos dejaría ser independientes. no Es esencial, pero no se debe poner los huevos en la cesta de Vaca Fallecida.”

En el mes de noviembre se cumplió el décimo aniversario del primer pozo perforado por YPF en Vaca Fallecida con un propósito no usual. Con un emprendimiento de manera comercial posible en el horizonte, «se sacudió la industria petrolera local. Stinco comprende que la singularidad de las lutitas es que te fuerzan a mejorar procesos, de ahí que el avance de Vaca Fallecida «creó un giro conceptual posterior». on En el final cambias a las ocupaciones con las comúnes.»