Saltar al contenido

¿Que no perderse en Andorra?

Andorra la Vella tiene mucho más de 1.000 metros de altura y está cercada de montañas. Es la ciudad más importante y uno de los más importantes atractivos turísticos de Andorra. Esta localidad tiene un hermoso casco histórico lleno de inmuebles de piedra, en el que resalta la Casa de la Vall de finales del siglo XVI, sede del Consejo General, entre los parlamentos mucho más viejos de Europa. Otros de las construcciones mucho más viejos del centro son la Iglesia de San Esteve del siglo XII, la Casa Guillermó y la Casa Felipó. Otros sitios de interés menos viejos son la Plaça del Poble con la estatua “Homenaje al Inmigrante”, la estatua “La Noblesse du Temps” de Dalí, el Puente de París y la Avenida Meritxell, la calle mucho más comercial de la región con multitud de tiendas para la vecina ciudad de Escaldes-Engordany. Si disfrutas bastante ir de compras y no viste suficientes tiendas en esta calle, puedes proceder a ciertos centros comerciales como Pyrenees o Illa Carlemany. Para saber mucho más sobre la crónica de esta localidad y no perderte nada esencial, puedes reservar esta visita dirigida.

Los Estanys de Tristaina son tres lagos de alta montaña que forman entre los panoramas naturales mucho más hermosos de Andorra. Además de esto, esta excursión pertence a las mucho más populares de Andorra puesto que tiene una contrariedad moderada y está permitida para todos y cada uno de los senderistas, siempre y cuando vayas bien listo por si acaso cambia el tiempo. Para comenzar este circuito de 4,4 km hay que dirigirse al aparcamiento del lugar de comidas La Coma, ubicado al lado del dominio esquiable de Ordino Arcalís. A lo largo del paseo medio de tres horas, correctamente señalado con líneas amarillas, alcanzarás una altitud máxima de 2.300 metros y vas a llegar al lago circular de Més Amunt cubierto de montañas entre aquéllas que resalta el pico Tristaina. de 2.878 metros. Otra ruta de baja contrariedad discurre por la Vall d’inches, donde están los Estanys de Juclar, unos pequeños lagos de alta montaña.

Conoce la historia y las prácticas de Andorra

Andorra es un país totalmente extraño, eso absolutamente nadie lo puede denegar. El hecho de ser un coprincipado tiene su composición, pero no es lo único que te sorprenderá de su crónica y tradiciones… todo lo opuesto. De las mejores maneras de entender el país es conocer la Casa de la Vall (1580), un edificio histórico que fue sede del Consejo General hasta 2011. Verdaderamente merece la pena cada habitación y explicación. Otro rincón de visita obligada en Andorra para comprender su pasado es la Casa Cristo, una vivienda clásico andorrana que perteneció a una familia de clase media y se adquirió con su moblaje, decoración y souvenirs para mostrar. Visita al guía Robert Lizarte ([email protected]) para sumergirte en la civilización andorrana. Hay otras 2 viviendas habituales de Andorra que se tienen la posibilidad de conocer: la Casa d’Areny-Plandolit (espléndida) y la Casa Rull (masía).

Obséquiate una experiencia wellness en Caldea

Edificio propio de Caldea (c) Pixabay

Un masaje o una aceptable sesión de spa siempre y en todo momento viene bien tras un interesante recorrido. Andorra tiene entre los balnearios mucho más modernos y enormes del conjunto de naciones. Tiene por nombre Caldea y está en una composición futurista con apariencia de pirámide transparente en el pueblo de Escaldes-Engordany.

Conoce el estilo románico de Andorra

Pese a ser un país tan pequeño, Andorra tiene su crónica y eso provoca que tenga nada menos que 44 iglesias románicas que valen un visita. Seguramente no vamos a tener tiempo de observarlos todos, con lo que te aconsejamos conocer los mucho más lindos y representativos, como la Iglesia de San Climent (en Pal), la Iglesia de San Martí de la Cortinada (en Ordino) o la Iglesia de San Miguel d’Engolasters (en Escaldes-Engordany). Todas y cada una fueron construidas en pizarra entre finales del siglo VIII y XIII.

Conociendo la Plaça del Poble

Es todo menos una plaza histórica en tanto que su construcción es bastante reciente. Está en la terraza del edificio administrativo del Gobierno de Andorra. Es un espacio de acercamiento para los lugareños y lo que mucho más nos atrae de esta plaza es la estatua Homenaje al Inmigrante.

Fue construido en 2010 como homenaje a todos y cada uno de los andorranos que se fueron ahora los extranjeros que vinieron. Indudablemente, algo mucho más lindas que realizar en Andorra es meditar en ello.