Saltar al contenido

¿Qué país inventó la bomba de hidrógeno?

La primera bomba de hidrógeno

El 1 de noviembre de 1952, USA se transformó en el primer país en evaluar la bomba de hidrógeno. La prueba Castle Bravo del 1 de marzo de 1954 lanzó 15 megatones y fue el arma nuclear mucho más grande nunca detonada por los USA.

En el mes de julio de 1945 en Alamogordo, Nuevo México, los militares ordenaron a todos y cada uno de los científicos del Emprendimiento Manhattan que se habían reunido para presenciar la primera prueba de una explosión nuclear que regresaran para parar el encontronazo. Solo un hombre desobedeció la orden y miró altivamente al horrible hongo, resuelto a no perder ni un átomo del potencial destructivo de la novedosa arma. Era Edward Teller, un húngaro-estadounidense naturalizado y entre los primeros físicos a los que el gobierno de los EE. UU. solicitó asistencia para crear la bomba atómica. «Jamás me interesó ver las fotografías de los impactos de Hiroshima y Nagasaki. Mi trabajo era crear la bomba, llevar a cabo seguir la ciencia. Lo que se haya hecho con mis descubrimientos no es de mi incumbencia”, ha dicho Teller a Pesquisa FAPESP. El estudioso de 94 años es directivo honorario del Laboratorio Lawrence Livermore en California.

Quizá solo entusiasmado en ver la bomba marchar en condiciones de laboratorio y sin estimar entender los desenlaces prácticos, este físico pensaba que lo que él y sus colegas (incluido Robert Oppenheimer) consiguieron en 1945 fue poco. Años después, Teller fue el único padre de «Mike», la bomba de hidrógeno o termonuclear de diez,4 megatones, mil ocasiones mucho más vigorosa que la lanzada sobre El país nipón en el final de la Segunda Guerra Mundial. En exactamente el mismo tono «valeroso» con el que encaró al hongo en el momento en que se enteró del éxito de la «Superbomba» en el mes de noviembre de 1952, en Eniwetok (en el Pacífico), Teller declaró orgulloso: «Ha nacido y es un niño». Nada es mucho más natural para este científico proteger su creación el día de hoy, como lo realiza en su autobiografía últimamente publicada: Memorias: un viaje del siglo XX en ciencia y política (Perseus Books, 628 partido popular., $35).

Bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki

En Hiroshima, el Domo Genbaku continúa en ruinas como un monumento conmemorativo.

Las únicas bombas atómicas lanzadas sobre la población civil fueron las lanzadas por el gobierno estadounidense sobre las ciudades niponas de Hiroshima y Nagasaki el 6 y el 9 de agosto de 1945 respectivamente.

Carrera entre la URSS y EEUU por la bomba H

Más allá de que se tiene menos información sobre el avance de la bomba termonuclear soviética, se puede decir que prosiguió aproximadamente exactamente los mismos pasos como las de los norteamericanos. Desde 1942, antes que se edificara la primera bomba atómica, físicos soviéticos como Fermi habían soñado que era viable inducir reacciones de fusión.

Se dedicaron a la investigación con enorme afán, indudablemente para compensar su inferioridad en informática, menos aún que la de los americanos, puesto que la electrónica había sufrido un enigmático desprestigio entre los ideólogos soviéticos.

Países familiarizados con las armas nucleares

Posiblemente agreguemos mucho más países a esta lista por múltiples causas. Suráfrica desarrolló armas nucleares en la década de 1970, pero abandonó su programa nuclear en 1991. El país nipón anunció en 1996 que tenía la aptitud de generar armas nucleares en contestación al aviso de Corea del Norte. Pero hasta donde entendemos, no posee armas nucleares en desempeño. Y a lo largo de años, USA ha denunciado las habilidades nucleares de Van a ir. Lo que dió sitio a consecutivas sanciones económicas sin pruebas físicas de momento.

Por último, países como Bélgica, Alemania, Italia, Holanda y Turquía, integrantes de la OTAN, podrían usar armas nucleares de países socios en el caso de guerra. Algo que no fué preciso antes. Sí, en verdad. Desde 2009, estos países tienen armas nucleares estadounidenses. Se calcula que un total de 150 están delegados por estas áreas. Algo que Canadá logró anteriormente hasta 1984 y Grecia hasta 2001.