Saltar al contenido

¿Qué pasa si le doy azúcar a un caballo?

Varios reaccionan hiperactivamente al azúcar y al almidón y como resultado nuestro caballo puede ponerse de mal humor y tener heces blandas, cólicos o aun laminitis.

Primero olfatear y después saborear. Este es el desarrollo que prosiguen los caballos para admitir los alimentos y también detectar con buen gusto los que son buenos para su salud y los que no lo son. En su hábitat natural, los caballos comunmente no se sienten atraídos por los dulces, pero se han habituado a estos alimentos a través del contacto humano. Usamos manzanas, zanahorias, frutas, verduras, terrones de azúcar u otros dulces y gominolas procesadas para premiar el buen accionar, si bien ha de ser de manera ocasional y en pequeñas proporciones. Generalmente, no obstante, los caballos rechazan los alimentos amargos o ácidos.

Cuidados del caballo en verano

Las elevadas temperaturas nos afectan a todos y los caballos lo padecen en especial. De ahí que, en verano y frente a las olas de calor, tienes que proteger tu nutrición y más que nada tu hidratación. Requerimos darles bastante agua y supervisar su temperatura, que no debe sobrepasar los diez-14 grados.

Exactamente la misma los humanos, los caballos sudan mucho más en el momento en que la temperatura es alta. Esta sudoración excesiva hace la pérdida de sales como sodio, potasio, cloro y calcio. Dadas estas deficiencias, su vitalidad y capacidad tienen la posibilidad de verse comprometidas. ¿Qué tenemos la posibilidad de llevar a cabo? Ciertas fabricantes de alimentos para caballos como Pavo Horsefood tienen modelos particulares para compensar las deficiencias de sal mineral en tiempos cálidos. Además de esto, esta marca da piensos bajos en azúcar y bajos en almidón para una nutrición sana del caballo.

Estos son los alimentos que los caballos no tienen la posibilidad de comer

Brócoli, brócoli y todos y cada uno de los alimentos de esta familia Esta clase de verdura acostumbra ofrecer gases y si se come en demasía puede ocasionar cólicos mejor removerlos de su lista.

Frutas ricas en agua como la sandía o el melón Como el brócoli o la coliflor, tienen la posibilidad de ocasionar cólicos lacerantes.

Sandía

Indudablemente idónea para el verano, la sandía es otra de las frutas preferidas de los caballos, ¡introduciendo su piel! Si no te lo crees, pruébalo y vas a ver a tu amigo devorarlo. Lo mejor es que casi todas las sandías son agua. Eso sí, precaución con el exceso de azúcar.

La lechuga es querida por toda clase de animales y evidentemente por los caballos. El inconveniente en un caso así es que no contribuye varios nutrientes ni energía, conque dale unas hojas cada día como máximo. De esa forma, no interfiere con tu dieta día tras día, que te contribuye los nutrientes precisos.

Recuerda: la moderación es la clave. Sobrealimentar a un caballo con alguno de estos alimentos puede modificar una dieta balanceada.

Asegúrese de que el caballo sea condescendiente a la insulina antes de darle de comer con algo azucarado, incluyendo la fruta.