Saltar al contenido

¿Qué tiene de especial Villa de Leyva?

La Villa de Leyva, declarada Monumento Nacional, predomina entre los sitios favoritos de Colombia por su arquitectura colonial, las montañas que la enmarcan y el tiempo que promedia los 18°, aparte de ser entre los sitios mucho más populares la most most seleccionados para efectuar distintos acontecimientos, como la conocida celebración…

Tiempo en Villa de Leyva y Boyacá

El tiempo en Villa de Leyva es caluroso y temperado. … Este tiempo se conoce como Cfb según la clasificación climática de Köppen-Geiger. La temperatura media de forma anual en Villa de Leyva está a 13.4 °C. La proporción de precipitación es de 1767 mm al año.

Villa de Leyva y la zona de Boyacá generalmente se tienen la posibilidad de conocer a lo largo de todo el año. El sábado es un día de mercado muy colorido con artículos de toda la zona. Ciertos sitios como Iguaque y Páramo Oceta son mucho más cómodos para conocer en la estación seca.

Qué llevar a cabo en Villa de Leyva

Si hay algo que realizar en Villa de Leyva es caminando, si bien mucho más allí existen algunos puntos esenciales del pueblo que aconsejamos visita para entender mejor la localidad, su crónica y, más que nada, para gozarla al límite. Si tienes múltiples días, puedes explotar para entender los aledaños, introduciendo la región del Valle de Zaquencipá, famosa con ese nombre por los indígenas que habitaron la región y donde lograras conocer múltiples museos relacionados con la riqueza geológica y paleontológica de la región. Para saber mucho más sobre la historia y no perderte nada esencial de esta localidad, te aconsejamos reservar esta visita dirigida o esta visita completa.

Con 120 x 120 metros, la Plaza Mayor de Villa de Leyva se encuentra dentro de las plazas mucho más enormes de América. La plaza, pavimentada con empiedres, resalta no solo por su tamaño, sino más bien asimismo por estar cercada de creaciones coloniales, entre aquéllas que resaltan la iglesia parroquial y los panoramas montañosos que cubren la plaza. Además de esto, se puede observar una pequeña fuente mudéjar que abasteció de agua a toda la población a lo largo de 40 años.

Algo de historia

La fundación de Villa de Leyva es prácticamente tan vieja como la de Mompós o Cartagena de Indias. Fue establecida en 1572 y ya que la razón era hacer un espacio donde se asentaran los soldados españoles, la localidad tiene entre las plazas mucho más enormes de América del Sur. En contraste a otras ciudades coloniales, que alcanzaron su auge en el momento en que estaban en la vía que unía la ciudad más importante con la salida al mar, Villa de Leyva se enriqueció cultivando trigo. A lo largo de prácticamente un siglo fue el primordial productor de este cereal, hasta el momento en que una plaga asoló el cultivo. Como en el resto de las ciudades coloniales que han subsistido prácticamente íntegras hasta nuestros días, la desgracia que logró que desde hace tiempo estuviese prácticamente dejada es la alegría que el día de hoy nos deja gozar de sus calles y inmuebles tal y como si hubiese pasado el tiempo.

Iglesia Parroquial

Situada al este de la Plaza Mayor, la iglesia es una construcción barroca colonial que data de 1604. Los retablos y tallados en madera la orfebrería se guarda en geniales condiciones.

Visita la Casa de Don Juan de Castellanos

Cerca de la Plaza Mayor, el museo Casa de Don Juan de Castellanos impresiona por su estilo colonial. Merced a sus arcos de medio punto forma una parte del patrimonio histórico de la región.

Es una vivienda de adobe y prosigue de esta manera tras múltiples restauraciones. Es la explicación idónea para que te mezcles con la historia y observes el único edificio de este género que sigue con vida en la zona.