Saltar al contenido

Toscana Española Teruel Matarraña

Ciertos de sus atractivos como la entrada medieval por el puente de San Roque, el Ayuntamiento del Siglo XVI, el castillo gótico del S.XIV o la Iglesia de Santa María La Mayor, merecen toda nuestra atención. Una vez visitados estos, pasear, pasear y ¡continuar paseando por sus callejuelas llenas de adoquines del casco viejo! Para volver a poner fuerzas nada como pararse a tomar algo por las inmediaciones de la Plaza Autonomía de Aragón. Se construyó en un cerro, en cuyo punto mucho más alto se destaca la iglesia de san Bartolomé, en la plaza del ayuntamiento. En las afueras, un pequeño y cautivador salto de agua y un entorno paisajístico fantástico. Conoce esta zona famosa como la toscana de españa alojándote en entre las viviendas rurales en la Matarrañao en ciertas casas rurales cercanas a Calaceite que te aconsejamos ahora. La considerable suma de naturaleza sorprende al llegar a la comarca, poco tras pasar Alcañiz, el último enorme núcleo urbano de dieciocho localidades muy especiales plagadas de arquitectura barroca.

De la rica arquitectura popular de Ráfales resaltan sus testeras de sillería, mampuesto e incluso ladrillo, su característico revoque azulado o añil, sus portadas adoveladas y sus aleros de madera. La localidad de Fuentespalda se extiende al pie de las estribaciones de los Puertos de Beceite, donde el río Tastavins recorre de sur a norte su frontera occidental. El relieve, muy accidentado, presenta un gran valor ecológico y paisajístico. La preciosa ruta delParrizal de Beceitees una de las mucho más sensacionales del Matarraña. Se trata de una ruta simple que nos adentra en el macizo de los Puertos de Beceite siguiendo cercanos al curso del río Matarraña. PUNTO 3Saliendo de La Fresneda por Avenida Virgen de Gracia prosigue por la TE-V-3006 para después de 6 km llegar a La Portellada.

Destino Matarraña

Viajes y Lugares es un magazine de Diario Siglo XXI y Tienda Siglo XXI cuyo objetivo es anunciar el atractivo de viajar y la hermosura de todo el mundo que nos circunda. Junto a la salón donde sigue la leyenda de “la mano pilosa”, con una galería que conduce directamente al lecho del río Matarraña, se abre en la misma roca lo que fue la mazmorra donde, en otros tiempos, se encerraban a los curas rebeldes, que eran alimentados sólo con pan y agua. Desde el gusto, la vista, el oído y sobre todo desde el corazón, por la calma que se respira a cada paso y por la proximidad de sus gentes, conocer el Matarraña puede definirse como una «genuina fuga».

Toscana Española Teruel Matarraña

La población se ubica en plena región montañosa entre las cuencas de los ríos Tastavins y Guadalope. Tras estos 800 metros, visualizamos una pasarela de madera indicándonos que a lo largo de una hora y media vamos a ir remontando el curso del río hasta su cabecera, hasta llegar a los Estrechos, 2 paredes verticales de piedra de 200 metros de largo, de 60 metros de altura y en ciertos puntos de un metro de ancho. Además, en verano se puede gozar de las pozas del río Ulldemó, ‘La Pesquera’ y la piscina natural del río Matarraña.

Más allá de que este destino puede alardear de escasas aglomeraciones , la comarca cuenta por el contrario con un enorme abanico de oferta de alojamientos que se adaptan a todas y cada una de las pretensiones y -de qué forma no-bolsillos. Por lo que podemos encontrar desde hoteles de mucho lujo de cinco estrellas hasta viviendas rurales más modestas con extensos guiños históricos. La iglesia, con su portal flanqueado por sendas columnas salomónicas, llama la atención.

La Torre Del Visco

En la plaza mayor destaca su ayuntamiento renacentista, que cuenta con una reproducción en el Pueblo Español de Barcelona, y distintas casas palaciegas. Ascendiendo por sus calles se llega al castillo y a la iglesia de Santa María la Mayor.

  • La prehistoria, la civilización romana, la civilización árabe, todas están presentes en esta hermosa población ubicada sobre una loma en la margen derecha del río Matarraña, cuyo término incluye buena parte de la zona de los Puertos.
  • En la ciudad también podemos encontrar otras de las neveras que conforman la “Ruta de las Bóvedas del Frío”.
  • Es la situacion de la comarca de Matarraña ubicada en el Bajo Aragón, en la provincia de Teruel y que asombra al viajero en cada uno de las 18 localidades que forman parte de esta visitada zona.
  • Todos los ayuntamientos afectados, salvo Mazaleón, cuestionan su viabilidad «por el encontronazo que generaría tanto en la economía rural como en el paisaje, la fauna, la flora y los yacimientos históricos».

Su proximidad al mar y a las vecinas Cataluña y Valencia, le ha concedido un carácter mediterráneo y un papel de frontera a lo largo de su crónica. El arte rupestre levantino es el primer testimonio que encontramos, declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. Se desarrolla la época ibérica, que se encuentra dentro de los momentos de mayor esplendor de la comarca. XII, en tiempo de la reconquista cristiana, que no se hizo definitiva hasta el reinado de Alfonso II. En la Edad Moderna, el incremento del poder municipal se plasma en la construcción de viviendas consistoriales renacentistas. En este periodo se asiste asimismo a una especialización en la producción del aceite, con un importante número de prensas donde se hacía la molienda.

El arqueólogo calaceitano Juan Voy a caber descubrió en 1903, en el Barranco del Calapatá , el primer conjunto de estas manifestaciones pictóricas naturalistas en la “Roca dels Moros”. En la actualidad se conservan dos estilizaciones humanas, así como la parte posterior de un ciervo, un arquero levantino y un cuadrúpedo, que formarían una escena de caza. Otras pinturas que se pueden visitar son las de La Fenellassa, en Beceite, que muestran a cuatro jinetes que cabalgan parado sobre 4 équidos, y Els Gascons, en Cretas, con dos cabras pintadas en tintas planas en color negro, de marcado carácter naturalista. Tiene un complejo entramado de estrechas calles con casas de piedra y antiguos portales que servían de entrada a la localidad. La zona tiene un enorme patrimonio con iglesias, castillos o cascos históricos incomparables.

  • Otra forma de recorrer la comarca, muy peculiar, es mediante su ruta por las cárceles; en su mayor parte, construcciones sólidas que se hallan en la parte baja de los municipios y cuya edificación se enmarca entre los siglos XVI y XVIII.
  • Si algo puedo poner énfasis de las oficinas de turismo de la zona, es que en todas y cada una de las que hemos entrado nos han atendido de diez y asesorado hasta de la más mínima duda.
  • Inaugurado en 2020, es el sueño hecho realidad de Óscar García y Marta Goiri, un matrimonio de ingenieros que un buen día eligieron dar un giro profesional y apostaron por el planeta de los viajes a medida.

Para gozar del ambiente, uno de los mayores atractivos del Matarraña son sus espectaculares hoteles singulares idóneos para descubrir esta zona de tan solo 933 km² y tan solo 9.000 pobladores. En Peñarroya de Tastavins hay entre las subsedes de Dinópolis en Teruel.

Como el escritor chileno José Donoso, que fue un vecino más a lo largo de 17 años, y que solía recibir a amigos como García Márquez, Buñuel o Vargas Llosa. En reconocimiento a todos ellos se erigió la atractiva plaza de Los Artistas. Quizá La Fresneda sea un pueblo menos popular que otros de la comarca del Matarraña pero es uno de los mucho más pintorescos. Esta localidad fue propiedad de la Orden de Calatrava y su casco viejo está declarado Conjunto Histórico Artístico. Un pueblo que guarda parte importante de esepatrimonio arquitectónico antes mencionado como es el caso de su Fonda de la Plaza y su Municipio del siglo XVI como una parte de la esencia misma del centro histórico del ayuntamiento. Panorama del pueblo de La Fresneda, declarado grupo histórico-artístico en 1983.