Saltar al contenido

¿Cómo felicitar a San Judas Tadeo?

Feliz cumpleaños mi santurrón judío y gracias por proteger siempre y en todo momento de mi familia y tus bendiciones que me has dado. Amén.

Cada 28 de octubre se festeja el día de San Judas Tadeo, entre los santurrones mucho más populares de Venezuela y el planeta.

La considerable suma de devotos que siempre y en todo momento le rezan con fe, lo convirtieron en una figura que representa la promesa para todos los que la precisan. Por ello, es conocido como el «Beato de las Causas Inviábles».

diez ejemplos de frases a San Judas Tadeo:

1.- Oh glorioso apóstol, San Judas Tadeo, leal servidor y amigo de Jesús, la Iglesia te honra y llama en el mundo entero como el patrona de las situaciones bien difíciles y agobiados. Oren por mí, estoy solo y sin asistencia. Les exhorto a ejercer el privilegio particular que se les ha concedido de prestar una asistencia aparente y rápida en el momento en que prácticamente se ha perdido toda promesa. Ven en mi asistencia en esta enorme necesidad, a fin de que logre recibir consuelo y asistencia del cielo en todas y cada una mis pretensiones, preocupaciones y sufrimientos, en especial (por favor aquí) y a fin de que logre loar a Dios contigo y con todos y cada uno de los seleccionados por todos. eternidad. Gracias glorioso San Judas Tadeo y prometo jamás olvidar este enorme favor de honrarte siempre y en todo momento como mi particular y poderoso patrono y con gratitud realizar todo lo que resulta posible para promover tu devoción. Amén.

2.- San Judas, apóstol de Cristo y glorioso mártir, deseo honrarte con particular devoción. Te saludo como mi patrón y asegurador. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia. Te dedico mi pensamiento a fin de que todo ocurra a la luz de la fe; mi corazón, a fin de que lo conserves puro y lleno de amor por Jesús y María; mi intención a fin de que, como la tuya, esté siempre y en todo momento unida a la intención de Dios. Te estoy pidiendo que me asistas a vencer mis malas tendencias y tentaciones eludiendo toda ocasión de pecar. Procúrame la felicidad de jamás ofender a Dios, de cumplir fielmente todas y cada una de las obligaciones de mi estado de vida, y de entrenar las virtudes primordiales para salvarme. Suplica por mí, Patrono, y por mi asistencia, a fin de que inspirado en tu ejemplo y sostenido por tu intercesión, logre vivir vidas santas, tener muertes contentos y lograr la gloria del cielo, donde amo y agradezco a Dios por siempre y en todo momento. Amén.

Historia de San Judas Tadeo

Pero, ¿quién fue San Judas Tadeo y por qué razón es conocido como el Beato de los Bien difíciles Milagros?

Como apunta Internetprom, San Judas Tadeo se encuentra dentro de los santurrones mucho más populares gracias a los varios favores que recibe para sus devotos que le rezan con fe, eminentemente para hallar trabajo, casa u otros provecho. .

Vigorosa oracion a San Judas Tadeo en acción de gracias

Amado San Judas Tadeo,

el día de hoy te doy gracias,

2 consagracion

Si deseas dedicar tus recursos y tu vida a este beato a fin de que no solo te asista en las situaciones inviábles sino más bien asimismo en tu vida de católico católico, entonces esta es la oración que tienes que rezar. En él hallarás bellas necesidades para dedicar tu vida, alma, familia y recursos a la intención de Dios, protección y frases de San Judas Tadeo:

San Judas, apóstol de Cristo y glorioso mártir, te deseo honra con particular devoción. Te saludo como mi patrón y asegurador. Te encomiendo mi alma y mi cuerpo, mis intereses espirituales y temporales y asimismo los de mi familia. Te dedico mi pensamiento a fin de que todo ocurra a la luz de la fe; mi corazón, a fin de que lo conserves puro y lleno de amor por Jesús y María; mi intención a fin de que, como la tuya, esté siempre y en todo momento unida a la intención de Dios. Te estoy pidiendo que me asistas a vencer mis malas tendencias y tentaciones eludiendo toda ocasión de pecar. Procúrame la felicidad de jamás ofender a Dios, de cumplir fielmente todas y cada una de las obligaciones de mi estado de vida, y de entrenar las virtudes primordiales para salvarme. Suplica por mi santurrón patrón y mi asistencia a fin de que, inspirado en tu ejemplo y sostenido por tu intercesión, logre vivir una vida santa, tener una muerte feliz y lograr la gloria del cielo donde Dios va a ser amado y complacido por siempre y en todo momento. Amén.