Saltar al contenido

¿Cómo se dice miel de abeja en maya?

nektli – Wikcionario, el diccionario libre.

Los mayas la llamaban Xunán Kab, que significa señora abeja. Si bien su nombre científico es Melipona beecheii. El llamado Códice de La capital española (un muy valioso archivo maya preservado en el Museo de América) señala de qué manera los integrantes de esta civilización precolombina cultivaban la miel de esta abeja, a la que asimismo rendían culto, dedicándole 2 liturgias en todo el año sobre , coincidiendo con los datos de obtenida de miel.

Y hay múltiples cosas que hacen que esta abeja sea tan particular. Una es que en vez de crear las habituales colmenas, tienden a hacer nido en las cavidades de los árboles. Y lo otro es que no posee aguijón. No obstante, eso no lo realiza inofensivo, en tanto que morderá si se siente conminado y es con la capacidad de fallecer aferrándose a su presa sin soltarla.

Libro sobre la civilización maya y las abejas meliponas. Los códices mayas y las abejas meliponas

La educación del idioma local le facilitó tanto el ingreso a esta cultura que decidió abrasar todos y cada uno de los documentos mayas que encontrase que tuviesen alguna relación con los dioses paganos que pudiese tener esta civilización.

Representación de la colmena y las abejas en el Códice Maya. Códices Mayas y las Abejas Meliponas

¿Qué tiene dentro el aguijón de la abeja?

Las abejas Apis tienen un aguijón empapado de apitoxina, una substancia química perjudicial para múltiples especies y también molesto para los humanos. En las abejas meliponas se estima que su falta de apitoxina es la causante de una miel considerablemente más blanda y con características curativas, en tanto que la apitoxina se emplea en medicina como terapia para el reumatismo.

UTich’ólaltia’alpuskabuyik’el mayakaa

Xel-Há no solo es un bello parque acuático natural, sino más bien asimismo un espacio donde se preservan las tradiciones regionales, entre ellas la recolección de la miel Melipona .

En México poseemos una extensa variedad de abejas nativas, de las que hay una clase que no posee aguijón, se los conoce como “Meliponini”. Desde tiempos prehispánicos, su miel se ha cultivado en múltiples ciudades de Mesoamérica, incluyendo la región maya de Quintana Roo. Hoy día se considera un patrimonio biológico y cultural de suma importancia.

• Aconsejamos:

En Oaxaca, los labradores siembran girasoles para resguardar a las abejas