Saltar al contenido

¿Cuál es el mejor medicamento para el estrés?

Los calmantes son los medicamentos mucho más empleados para tratar el agobio y la ansiedad. Son medicamentos que calman o eliminan la ansiedad sin generar sedación ni sueño. Este conjunto de fármacos incluye benzodiazepinas, buspironas, betabloqueantes y ciertos antidepresivos.

El agobio pertenece a nuestra vida, pero no posee por qué razón ser un agobio incesante. El agobio y la ansiedad no son solo amenazas sicológicas, sino más bien asimismo físicas.

Cuanto mucho más estresados ​​nos encontramos, mucho más atacables somos y menos nos divertimos de la vida.

¿Qué es el temor?

Según la definición de la Asociación De america de Psicología (APA), la ansiedad es una emoción caracterizada por sentimientos de tensión, pensamientos de preocupación y cambios físicos (incremento de la presión arterial, sudoración, incremento del ritmo cardiaco, mareos, etcétera.).

La gente con trastornos de ansiedad acostumbran a tener intranquilidades recurrentes o pensamientos intrusivos que les hacen eludir ciertas ocasiones, lo que interfiere aproximadamente en su historia diaria.

¿Qué medicamentos se usan para tratar la ansiedad?

Un régimen farmacológico actuaría de forma directa para achicar los síntomas fisiológicos, o sea, considera la ansiedad y la depresión como un «desequilibrio bioquímico» que se procura corregir actuando sobre los neurotransmisores.

Al fin y al cabo, hablamos de eludir que el cuerpo reaccione frente ocasiones que se perciben como amenazantes.

Qué son los calmantes

Los calmantes o tranquilizantes son depresores del sistema inquieto central con el propósito de achicar o remover los síntomas de ansiedad. Hay calmantes que son mucho más sedantes o hipnóticos que otros, y en dependencia de esta propiedad se gestionan como hipnóticos o como calmantes. Ciertos ejemplos de calmantes son: Diazepam, Tranxilium, Alprazolam-Trankimazin, Lexatin. Y con efecto calmante: Noctamid-Lormetazepam, Etumina, Loracepam-Orfidal, Sedotime.

Como comentamos previamente, los calmantes actúan como sedantes para nuestro sistema inquieto central, con lo que su función para el sistema inquieto central es achicar y ralentizar sus funcionalidades y ritmo, pero ¿cuáles son las funcionalidades del sistema inquieto central? ? ¿Control? . No nos extenderemos bastante, pero requerimos entender que el sistema inquieto central radica en el cerebro (cerebro, cerebelo y leño encefálico) y la medula espinal. Y que el sistema inquieto central atiende y satisface las pretensiones vitales y responde a los estímulos. Efectúa tres acciones fundamentales, a entender: