Saltar al contenido

¿Cuando llueve más con el Niño o la Niña?

«El Niño» y su contraparte «La Pequeña» son acontecimientos meteorológicos recurrentes de semejante intensidad que afectan el tiempo en el mundo entero.

Estos 2 fenómenos naturales están relacionados con las variantes de temperatura en el Océano Pacífico central y oriental en el ecuador y los cambios en la atmósfera.

EL FENÓMENO CLIMÁTICO DE EL NIÑO

El fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) es un patrón climático recurrente que hace cambios en la temperatura del mar en las partes central y oriental del Pacífico tropical. A lo largo de periodos de tres a siete años, las aguas superficiales de una gran parte del Océano Pacífico tropical se calientan o enfrían entre 1 y 3 °C sobre lo habitual. Este patrón oscilante de calentamiento y enfriamiento se conoce como el periodo ENSO (o periodo ENSO), que perjudica de manera directa la distribución de las precipitaciones en los trópicos y tiene la posibilidad de tener un fuerte dominio en otras unas partes del mundo transcurrido el tiempo. El Niño y La Pequeña son las fases extremas del periodo ENOS; Entre estas 2 fases hay una tercera etapa llamada Neutral. El fenómeno «El Niño» es un calentamiento anómalo en el Pacífico ecuatorial central y oriental, desde el Pacífico central hasta las costas de América: Ecuador y Perú. El nombre de El Niño (en referencia al niño Jesús) se lo brindaron los pescadores peruanos a una corriente cálida que se muestra en torno a la Navidad de año en año. Lo que en este momento llamamos El Niño les pareció un acontecimiento considerablemente más fuerte, y la utilización del término cambió para referirse solo a acontecimientos fuertes poco usuales. No fue sino más bien hasta la década de 1960 que se reconoció que este no era un fenómeno peruano local, sino se encontraba relacionado con cambios en el Pacífico tropical y considerablemente más allí. La etapa cálida de El Niño frecuenta perdurar de 8 a diez meses. El periodo ENSO terminado acostumbra perdurar entre 3 y 7 años y frecuenta integrar una ola de frío (la pequeña) que puede ser tan grave como, p. B. Algunos años que no son ni fríos ni calientes. No obstante, el periodo no es una variación regular como el cambio de estaciones y puede cambiar bastante tanto en intensidad como en duración. Las causas de estos cambios a lo largo del periodo ENSO aún no se han aclarado completamente. Fuente: Infografía INTA Fuente: http://elbibliote.com/dnn_bibliotecom/

El climatólogo Alfredo «Alpio» Costa, especialista en cambio climático del Centro Antártico Argentino, enseña que el ENSO es un fenómeno «bastante errático». . Además de esto, El Niño y La Pequeña no en todos los casos se alternan. No obstante, merced a la expansión del Océano Pacífico perjudicado por este cambio de condiciones en esta región, están afectando al mundo entero.

El encontronazo de La Pequeña

Jaramillo Moreno apuntó que más allá de que no es extraño que La Pequeña ocurra tres ocasiones consecutivas, nos está afectando en tanto que las condiciones de sequía se han vuelto extremas y todos se exacerban los inconvenientes relacionados con los elementos hídricos.

“Las áreas donde La Pequeña estimula las sequías experimentan lluvias pocas y este efecto dura hasta el año próximo. Entonces este fenómeno daña a las ciudades y ecosistemas que viven de la demanda de agua.”

Datos para comprender el fenómeno:

  • ENOS es un período no periódico, o sea, no en todos los casos sucede cada cierto número de años (sucede cada 3 a 7 años). ).
  • Perjudica una parte de América del Sur, que incluye este país, tal como Oceanía y el sur de Asia al tiempo.
  • Los 2 causantes mucho más esenciales a estimar son la temperatura del Océano Pacífico y la intensidad de los vientos.