Saltar al contenido

¿Cuánto tardas de Madrid a Praga?

La manera mucho más rápida de ir de Praga a Viena, sin contar el avión, es coger un tren directo, que tarda unas 4 horas y cuesta entre 15 y 25 euros, en dependencia de cuándo se lleve a cabo la reserva. Estos trenes OBB Railjet (sugerido), Regiojet y Ceské dráhy circulan cada hora desde las 4:44 a. m. hasta las 6:44 p. m. Desde Praha hlavní nádrazí (Estación central de Praga), salga en la Estación central de Viena. Viena). Si haces la ruta al contrario de Viena a Praga, los tiempos y costos son afines. Puedes preguntar los horarios precisos y la reserva de entradas con cierta antelación en esta página o de manera directa con las compañías. Puedes llegar a la Estación Central de Praga, que está cerca del casco viejo, con la línea C del metro o con las líneas 9, 5 y 26 del tranvía, al tiempo que a la Estación Central de Viena puedes utilizar la línea 1 del metro, que recorre la localidad. centro .

Otra forma mucho más económica de ir de Praga a Viena o de Viena a Praga es tomar entre los buses que van cada hora desde la estación de ferrocarril ÚAN Florenc (líneas de metro B y C y tranvías 3 y 8) y desde Praha hlavní nádrazí, que te permite en las estaciones Erdberg (línea 3 del metro) y Central en Viena. Este camino dura poco mucho más de 4 horas y cuesta entre diez y 20 euros. Lo efectúan múltiples compañías, por servirnos de un ejemplo las compañías recomendadas Flixbus, Regiojet o Eurolines. Estos buses circulan con alta continuidad desde las 4:55 am hasta las 8:05 pm. y asimismo hay múltiples salidas de madrugada.

Sendero de Ronda desde Tossa de Mar a Cala Futadera, nuestra ruta preferida

Este tramo del Sendero de Ronda es especial si deseas gozar de las increíbles calas de la Costa Brava en verano. Es simple y va a tomar ciertas horas. Cala Pola, Sendero de Ronda en Tossa de Mar

Empieza en el pueblo de Tossa de Mar, atraviesa Cala Bona, Cala Pola, Cala Giverola y llega a Cala Futadera.

Turismo, aconsejable si vas a conocer mucho más sitios

El paseo mucho más corto son 530 km, con lo que vas a pasar medio día manejando. Aparte de los costos de comburente (aprox. 40 € según ViaMichelin), hay que abonar por conducir tanto en la República Checa como en Hungría. No hay peaje en las autopistas de estos países, pero debe tener una calcomanía en el automóvil que le deje conducir en cualquier una parte del país. Los costos dependen de los días que desees viajar por el país. El valor de la viñeta es de 11€ para una estancia máxima de diez días en cualquier país. Puedes adquirirlo en cualquier estación de servicio.

Si bien el camino es un tanto mucho más largo, no se debe abonar peaje. Además de esto, puede ser una increíble forma de estudiar mucho más sobre cada país. Asimismo es una gran idea para familias o conjuntos, en tanto que el tiempo de viaje pasa veloz en buena compañía. No obstante, no aconsejamos rentar un automóvil solo para este paseo. Ámbas ciudades están con perfección comunicadas por tren o autobús.

La Plaza de la Marina

No pienso que haya plaza mucho más bonita en Asturias que la Plaza de la Marina en Cudillero. Una plaza fotogénica y colorida para ver con desconcierto por varias horas.

Es el sitio de acogida y el centro neurálgico de la región. La plaza es famosa como el “anfiteatro” pues de aquí parten todas y cada una de las viviendas de la región a su alrededor.