Saltar al contenido

¿Qué fruta contiene ácido fólico?

La fruta pertence a los alimentos mucho más ricos en ácido fólico. Entre ellos, el aguacate es el que contribuye la mayor proporción de ácido fólico, en concreto 164 microgramos por parte. Para el postre, el mango, las moras, las naranjas o la piña son geniales opciones a diez o 30 microgramos cada uno de ellos.

¿Qué tiene dentro el ácido fólico y por qué razón es tan esencial a lo largo del embarazo?

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble del complejo vitamínico B. Ayuda a la capacitación de glóbulos colorados (evita etapas de anemia), tejido y novedosas células. Además de esto, es primordial para la capacitación del ADN, que se ocupa del transporte de la información genética. La carencia de ácido fólico puede complicar la síntesis y división celular. Esto podría perjudicar la medula ósea, el tejido de los huesos donde se generan las células sanguíneas.

Tomar ácido fólico es singularmente esencial si deseas concebir de manera natural o a través de un régimen de fertilidad. El ácido fólico juega un papel primordial en el embarazo desde el primer mes puesto que evita probables abortos y nacimientos prematuros del bebé. Además de esto, el ácido fólico es clave para achicar el peligro de anomalías en el tubo neural del bebé, que es la composición predecesora del sistema inquieto. Por servirnos de un ejemplo, anomalías de la salud como la espina bífida en la columna o la anencefalia, condición que hace deformidades en la cabeza del bebé, tienen la posibilidad de prevenirse merced a el consumo de ácido fólico.

¿Qué es el ácido fólico y para qué exactamente sirve?

El ácido fólico es una vitamina que se regresa importante a lo largo del embarazo. Más allá de que comunmente se precisan cerca de 400 mg de vitamina B9, se precisan proporciones auxiliares de esta vitamina a lo largo del embarazo, en tanto que puede contribuir a impedir defectos de nacimiento en el bebé en áreas como el cerebro o la columna vertebral (como la anencefalia o la medula espinal). ahorquillado). Además de esto, sería ideal no solo consumir bastante ácido fólico a lo largo del embarazo, sino más bien asimismo haber consumido bastante ácido fólico antes del embarazo.

La vitamina B9 no solo es un aporte indispensable a lo largo del periodo fértil de la mujer, sino asimismo es muy aconsejable para impedir probables inconvenientes como la anemia o para hacer mas fuerte el sistema inmunológico y inquieto. Por todo ello, el ácido fólico es parte primordial de todas y cada una nuestras dietas.

Otras verduras

cien gramos de espárragos aportan hasta 150 mg de ácido fólico, al paso que el brócoli contribuye exactamente la misma proporción de unos 57 mg. Otras verduras ricas en ácido fólico son las coles de Bruselas, los puerros y las alcachofas, especiales para cocinar al vapor a fin de que no pierdan sus nutrientes.

¿Te agradan las legumbres? ¡Refulgente! Pues son una rica fuente de esta vitamina. Los frijoles, garbanzos, soja, guisantes y lentejas dan hasta 300 mg por porción de cien gramos.

Frutos secos

Hay una pluralidad de frutos secos que aportan bastante ácido fólico. Entre ellos podemos encontrar nueces, castañas, almendras o avellanas. Estos se tienen la posibilidad de consumir de manera cómoda entre comidas o como tentempié, pero asimismo en ensaladas o cremas.

Los cereales integrales son otro alimento esencial que tiene un contenido elevado de ácido fólico y puede ayudar a un embarazo saludable.

Garbanzos

El consumo de un tazón de garbanzos contribuye 282 µg de folato, aparte de vitaminas, minerales y fibra. Una alternativa idónea para enormes y pequeños es llevar a cabo un hummus de garbanzos, un salteado de garbanzos con verduras o un guiso de espinacas, perfecto para batallar un resfriado.

Evidentemente, no es la única legumbre rica en vitamina B9. La soja, los guisantes o las lentejas son geniales elecciones. No olvides los frijoles blancos, negros o pintos, puesto que aportan entre 300 y 450 microgramos de vitamina B9 por cada cien gramos.