Saltar al contenido

¿Qué pasa si tengo facturas a mi nombre?

Pedir facturas representando a otra persona puede hacerte cómplice del delito de evasión fiscal, salvo en el momento en que pagues representando a otra persona. Emular operaciones y enseñar tienes billetes falsos es un delito penal con penas que van de uno a nueve años de prisión.

Elecciones a que la factura la emita otra persona o compañía

Primeramente, debe quedar claro que solo está sujeto a cotizaciones a la seguridad popular si ejercita una actividad profesional «comunmente, en lo personal y de manera directa”, a fin de que sea tu primordial fuente de capital sin tener trabajo para absolutamente nadie mucho más.

Por otra parte, con la última aprobación de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de reformas urgentes del trabajo por cuenta propia, que entraría en vigor el 1 de enero de 2018, tienes la posibilidad de contribuir días laborables. De este modo, por poner un ejemplo, si te afilias el 20 de enero, no deberías abonar todo el mes de cotización, solo los días que estuviste afiliado y puedes ofrecerte de alta y baja hasta 3 ocasiones por año.

Cuándo hay que producir factura

Andas obligado a producir factura si el receptor de la factura es un mercader o autónomo o si el cliente de esta manera lo pide. Siempre y en todo momento debe preservar una imitación de la factura que emitió. El original para el cliente y usted debe preservar una copia.

Y asimismo está obligado a almacenar los recibos que recibe de otros hombres de negocios o autónomos en sus compras.

¿Qué es técnicamente un nombre comercial?

Es un título que se entrega a un individuo con derecho único a usar un nombre que ayuda como elemento de identificación de la sociedad o sociedad en frente de otras.

Es un registro que tienen la posibilidad de efectuar personas físicas como autónomos o personas jurídicas como una sociedad de compromiso limitada.

· ¿Este trámite asimismo se aplica a otros casos?

La acción económico-administrativa es de todos modos la vía para solucionar cualquier clase de disputa, en verdad o de derecho, relacionada con la emisión, rectificación o traslado de facturas, con lo que asimismo sería útil en estas situaciones que el distribuidor se niega, por poner un ejemplo, a corregir una factura errónea que fué emitida.

Y de igual forma asimismo resguarda al facturador que está, por servirnos de un ejemplo, en una situación donde el receptor del servicio se niega a abonar el impuesto sobre las ventas facturado. Quien haría la reclamación en un caso así es el sujeto que presta el servicio.