Saltar al contenido

¿Qué tipo de colchones son los más cómodos?

En el momento de obtener un colchón, contamos muchas inquietudes. ¿Qué características debe tener? ¿Hay distintas jergones para distintas conjuntos de edad? ¿Cuál se amolda mejor a mis deseos y pretensiones? En el articulo de el día de hoy intentaremos contestar a la mayor parte de estas cuestiones.

Según un nuevo ensayo de la Asociación Europea de Desarrolladores de Camas, en España cambiamos nuestro colchón de media cada 12,6 años, siendo la recomendación modificarlo cada 8-9 años, máximo diez años.

Géneros de jergones

Las clases de jergones dependen de los materiales con los que están hechos. En este sentido logramos hallar los próximos modelos:

Los jergones de espuma HR o jergones de espuma de alta resiliencia están fabricados con materiales flexibles que absorben los movimientos y recobran su forma original tras su empleo. Proponen una solidez media o alta, lo que los transforma en una alternativa perfecto para la gente a las que les agrada reposar en superficies no tan blandas. En general, estos jergones están hechos de espumas de isocianato. Los logramos hallar de poro abierto (con mayor transpirabilidad) y de poro cerrado (mucho más resistencia pero menos transpirabilidad). Estos jergones asimismo están libres en distintas densidades. Lo idóneo es escoger un colchón con una consistencia mayor a 30 kg.

¿Qué causantes hay que tener en consideración en el momento de obtener un colchón nuevo?

La decisión del colchón ideal es diferente para todos, en tanto que es dependiente en buena medida de tus pretensiones en lo que se refiere a tu peso, situación para reposar y movilidad a lo largo del sueño.

Por poner un ejemplo, un colchón de dureza alta o media es conveniente para personas con sobrepeso, al tiempo que uno mucho más blando es mucho más conveniente para personas mucho más delgadas.

Tabla para interpretar el número final:

colchón doble

El llamado colchón doble, esto es, el tamaño básico para 2 personas, y a lo largo de varios años el Best seller, o sea 135 x 190 cm (o 135 x 200 cm).

Es un tamaño conveniente para parejas si ninguno de los 2 es altísimo y tenéis un dormitorio pequeño, o una buenísima opción para gente que duerme sola si deseáis mucho más espacio.