Saltar al contenido

¿Cómo valora Hacienda nuestras viviendas a partir de 2022?

Desde 2022, Hacienda valorará tu inmueble comprado o heredado según la referencia aprobada por el catastro. Este nuevo valor de referencia no posee encontronazo en impuestos como el IBI o la imputación de rentas en el IRPF, que prosiguen usando el valor catastral como base de cálculo.

El Ministerio de Hacienda y Función Pública ha cambiado la manera de cálculo de la base imponible de 2 impuestos relacionados con la vivienda: el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Documentos Documentados (ITP-AJD) y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones ( DSI).

El 1 de enero de 2022 va a entrar en vigor el nuevo valor de referencia del catastro, que desde esta fecha calculará la base imponible de estos 2 impuestos con el valor de referencia y no con el valor real del inmueble . Previamente, el pago de estos impuestos se calculaba usando el valor efectivo que se hubiese fijado en el instante de la venta del inmueble, pero con este cambio en el artículo refundido de la Ley del Registro de la Propiedad, se hace con un cálculo medio del catastro.

Diferencia entre valores de referencia y valor catastral

El valor de referencia se consigue dividiendo el territorio de cada concejo en “entidades territoriales homogéneas” y en todos y cada una las parcelas y sus peculiaridades de construcción , área, etcétera. Se definen. Este valor se establece de manera simultánea en todos y cada uno de los ayuntamientos un año tras otro y sirve como base de cálculo de los impuestos sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos notariales, tal como sobre herencias y donaciones. No está protegido y se puede preguntar de manera permanente en la sede electrónica del catastro.

El valor catastral es la opinión privada (no es un apunte público) de un preciso inmueble según los criterios y valores del concejo y se calcula usando los valores allí establecidos según:

¿Qué sucede si declaro bajo el valor fijado por el fisco

Si el heredero afirma bajo el valor fijado por el fisco, esto es paga el impuesto bajo el valor escriturado, posiblemente lleve una prueba de valor de liquidación. Si se apela esta comparación, habría de ser viable apelar el índice de referencia.

En un caso así posiblemente el heredero deba llevar a cabo en frente de sanciones y recargos por no haber comprado el impuesto sobre el valor de referencia.

¿Cuándo se utiliza este valor?

Este valor fue preciso por las autoridades fiscales para detallar un valor mínimo para una vivienda particularmente con el objetivo de calcular los impuestos que están sujetos a ella. Un caso de muestra de esto sería una compraventa de casa que se efectúa por 200.000 euros y el valor fiscal fijado por Hacienda es de 250.000 euros, así mismo los impuestos se ajustan a este valor fiscal.

De esta manera, el valor imponible de un inmueble se usa para abonar el importe de los próximos impuestos: