Saltar al contenido

¿Cuántos escalones tiene la Catedral de Mallorca?

La Catedral de Mallorca puso en marcha una visita dirigida por las terrazas, una visita que te dejará conocer ciertos sitios de la Seu con mucha historia y gozar de la bella puesta de sol de Palma.

En esta ruta ascendemos a las terrazas por el campanario construido en el lado norte del edificio a la altura del cuarto y quinto contrafuertes, en un eje diferente al de la Seu. La torre consigue una altura de 47,8 metros y es alcanzable por medio de una escalera de caracol con 215 peldaños. Quedó inacabado en 1498. Tiene planta cuadrada y composición inconclusa con contrafuertes estrellados que corresponden a la linterna octogonal inconclusa.

El interior de la Catedral de Mallorca

La primera sensación que vas a tener al ingresar en la Catedral de Mallorca es que te vas a sentir como un pitufo. Y sucede que la catedral está altísima, si bien asimismo hay un efecto óptico. La nave central de 43,30 metros de altura la transforma en entre las catedrales góticas mucho más altas de todo el mundo, justo tras Beauvais y la Catedral de Milán. Pero es el «pequeño» ancho de sus columnas -en comparación con la altura- de 1,40 metros lo que le da la impresión de ingravidez y elegancia. Como nos ha dicho el guía turístico, estos son los pilares mucho más estrechos de todo el mundo que afirman una cúpula.

Organiza una visita a las terrazas de la Catedral de Palma

Las terrazas se tienen la posibilidad de conocer de mayo a octubre de hecho. No obstante, es buena práctica preguntar el sitio de la catedral antes de visitarla. En el apartado «Terrazas de la Catedral» escogemos el día de nuestra visita. Ahora, cumplimentamos un formulario con nuestros apuntes personales y efectuamos el pago (ver nota para habitantes en Baleares). Tras este simple desarrollo, vamos a recibir un e-mail de confirmación.

El valor de la entrada es de 12 €.

UN POCO DE HISTORIA

La construcción de la Seu de Palma se inició en 1229, tras la conquista de Mallorca por Jaime I. Está ubicada en el del sol donde estuvo la mezquita musulmana de Medina Mayurca, que el monarca había demolido para crear un templo católico.

Está encargada de Santa María por el hecho de que Jaime I prometió a la Virgen crear una catedral en su honor si salvaba a sus tropas del temporal que se desató en su viaje a Palma.